NoticiaArciprestazgo Ronda y Serraní­a

Algatocín recibe al Obispo en la Candelaria

Publicado: 28/01/2020: 3064

El día de Nuestra Señora de la Candelaria y la Presentación del Señor, el 2 de febrero, se celebra en numerosos pueblos de la Diócesis de Málaga entre ellos, Algatocín, donde esta festividad se vive intensamente aunque su patrona sea Nuestra Señora del Rosario.

Este año el Sr. Obispo ha elegido la señalada fecha para bendecir el nuevo altar de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario ya que ha tenido que ser sustituido, como comenta Francisco de Paula Hierro, párroco de Algatocín «debido a que el pasado mes de junio el templo sufrió un incendio que afectó directamente a la zona del presbiterio, donde se vieron afectadas todas las imágenes de los santos, el Cirio Pascual y su respectivo portador, y el Sagrado Corazón, que no se va a restaurar para que siempre quede en el recuerdo que la parroquia se quemó, además se han cambiado las instalaciones de megafonía y las eléctricas». Este incendio ha hecho que el pueblo entero se vuelque con la parroquia, «lo que nos hace darnos cuenta de que la iglesia es del pueblo, aunque la titularidad la tenga el Obispado». Además, añade, «es difícil imaginar como han colaborado todos, desde el ayuntamiento hasta la última persona, tanto económicamente como con su trabajo».

Durante estos siete meses se ha celebrado la Misa en un salón de casi cien metros cuadrados, «en las misas diarias y dominicales no hemos tenido problemas de espacio, pero en los entierros, que es donde todo el pueblo se vuelca, hemos estado bastante apretados, pero gracias a Dios hemos podido celebrar la Misa».

La festividad de la Virgen de la Candelaria es una tradición con más de cien años de historia en el pueblo de Algatocín, por eso la visita de Mons. Catalá para bendecir el nuevo altar se esperaba con mucha alegría, «estamos encantados en que el Sr. Obispo venga para culminar la obra en la que llevamos tanto tiempo trabajando», señaló el párroco Francisco de Paula Hierro, además aprovechando la visita del Obispo de Málaga se realizó la confirmación de los niños procedentes de Algatocín, Jubrique y Genalgaucín, que van a realizar la primera comunión este año.

Como es tradición en este día se presentan a la Virgen los niños que han nacido en el último año, se les da una medalla como recuerdo. Posteriormente se saca la imagen de esta en procesión y al finalizar las mayordomas sueltan dos palomas recordando al gesto de la Virgen María y de San José cuando presentaron al niño.

Como al día siguiente es san Blas, los vecinos encargan a las panaderías del pueblo las roscas de san Blas y se bendicen. A la patrona, la Virgen del Rosario, se le coloca una rosca para recordar como antiguamente se le pedía por las futuras cosechas.

La tradición de los mayordomos se mantiene, y cada año hay ocho personas del pueblo, dos hombres y dos mujeres casadas, y dos hombres y dos mujeres solteras, que trabajan para la parroquia y para las fiestas patronales. «A los vecinos le gusta ser mayordomos y dejar su impronta en la parroquia, en este aspecto la parroquia de Algatocín es una privilegiada».

Este día hubo procesión y Misa, como cada año, y después en el salón de la juventud del pueblo se compartiró una comida con el obispo.

Beatriz Fraile Sánchez

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga