NoticiaDiario de un confinamiento

TESTIGOS DE RESURRECCIÓN. «Rezamos por nuestros sacerdotes y religiosas»

Carlos Cervantes y Lidia Paniagua trabajan en la Librería Diocesana
Publicado: 23/04/2020: 1850

Carlos Cervantes y Lidia Paniagua trabajan en la Librería Diocesana.

El confinamiento lo llevamos bastante bien desde el primer momento, adaptándonos a esta situación inesperada. Nos impusimos una rutina diaria en la que entran tareas tanto domésticas como de ejercicio, lectura, oración, algo de televisión e información de la actualidad, pero sin saturarnos.

Estamos recuperando momentos que, por el ritmo de trabajo, habíamos perdido, y descubriendo dones que no sabía que tenía, por ejemplo los culinarios, aunque es cierto que tengo a una gran maestra al lado, mi esposa Lidia.

TRABAJO

Nuestro trabajo es al 100% presencial. Al principio se barajaba la opción de atender pedidos vía página web pero, al igual que la mayoría de las librerías de nuestro país, esperamos al final del confinamiento para volver a la actividad comercial.

Estamos preocupados porque aún no se conocen las normas de higiene y funcionamiento que deberemos acatar las librerías, ni cuando podremos abrir de nuevo nuestras puertas.

También estamos preocupados por nuestros sacerdotes y religiosas. Rezamos por ellos, el trato en la librería es diario y son parte de nuesta familia.

FAMILIA

Estamos preocupados por nuestros padres, que son mayores y están pasando el confinamiento solos. La comunicación con la familia (padres, hermanos, sobrinos) es diaria por teléfono, es otra de las rutinas del día: tener un momento para hablar con ellos.

Ya sé que es un tópico, pero estamos deseando que llegue el momento para poder verlos y abrazarlos aunque sea a dos metros.

VIDA DE FE

Gracias a TRECE televisión podemos seguir las retransmisiones de la Santa Misa. Nosotros tenemos la inmensa suerte se recibir desde hace años, día a día, por WhatsApp el comentario al Evangelio del Padre Gonzalo Martín, párroco de Virgen del Carmen de Benalmádena Costa.

Y, sobre todo, recordar el gran invento que ha sido la publicación de los Evangelios diarios. En este confinamiento se demuestra, qué buen acompañante es un libro, y más aún si te puede ayudar para la oración y meditación personal diaria.

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga. Es Bachiller en Ciencias Religiosas por el ISCR San Pablo y está realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II.

enllamasfortes