NoticiaDiario de un confinamiento

TESTIGO DE RESURRECCIÓN. «Es un regalo de Dios estar aquí en el Hogar Pozo Dulce»

Remedios Romero, trabajadora social del Hogar Pozo Dulce
Publicado: 27/04/2020: 495

#LaCaridadNoCierra

La tarea como trabajadora social de Remedios Romero en el Hogar Pozo Dulce ha cambiado durante esta etapa de confinamiento. Después de tantos años en este centro para personas sin hogar, la respuesta de los acogidos ante una situación tan adversa, le ha impresionado.

«Desde que llegó el confinamiento hubo que hacer reajustes en la casa porque las 36 personas  que viven en Pozo Dulce y que habitualmente salían a la calle, se tenían que quedar dentro. La casa se cerraba. Veíamos que esto iba a ser un reto muy complicado, ya que la mayoría proceden de largas temporadas viviendo en la calle y están acostumbrados a pasar mucho tiempo fuera.

Mi trabajo ha cambiado. Ahora puedo estar más cerca de ellos, compartir más tiempo en sus espacios. Las conversaciones que habitualmente se hacían en el despacho, ahora surgen en cualquier rincón de la casa: en el comedor, en la escalera… El comedor es uno de los sitios donde solemos echar un rato de charla antes de servir la comida. Sus comentarios, opiniones e inquietudes reflejan su preocupación por la situación actual, ya que siguen la información a través del periódico o la televisión.

Siento que hay más unidad, que nos miramos con otros ojos y que compartimos el difícil momento con responsabilidad. Mantenemos un espíritu tranquilo y tratamos de ocupar el tiempo. Hacen gimnasia, juegos de mesa, tareas domésticas, etc. En definitiva, como todos, estamos en casa.

El Hogar es parte fundamental de mi vida y ahora los acogidos me están dando un gran ejemplo por la unión y los sentimientos que muestran ante la adversidad. Deseamos, por encima de todo, que llegue el día en que las puertas se abran para retomar la vida cotidiana. Mientras tanto, es un regalo de Dios estar aquí en el Hogar y vivir este confinamiento que está reforzando mi fe, con la esperanza siempre  puesta en Dios».

Inmaculada Martos

Comunicación Cáritas Málaga

@caritasmalaga