NoticiaDiario de un confinamiento

TESTIGOS DE RESURRECCIÓN. «Este confinamiento es una invitación a “desconfinar” nuestra fe»

María del Mar Muñoz es vicedecana de Investigación, Relaciones Externas y Posgrado Facultad de Comercio y Gestión de la UMA
Publicado: 08/05/2020: 891

María del Mar Muñoz es vicedecana de Investigación, Relaciones Externas y Posgrado Facultad de Comercio y Gestión de la Universidad de Málaga.

Si hace un par de meses, a los miembros de la Universidad de Málaga nos hubieran dicho  que, en apenas unos días, íbamos a pasar de universidad presencial a universidad online, la respuesta unánime de profesores, alumnos y personal de administración y servicios hubiera sido: ¡Imposible! Pero ahí está, todos estamos haciendo esfuerzos por mantener nuestra universidad; es más, en mi opinión, a través de este proceso, hemos elevado nuestros estándares y, por ende, mejoramos la institución. Mirando con cierta perspectiva, cabe preguntarse: ¿por qué hemos reaccionado de forma tan acertada?, ¿de dónde han salido las fuerzas, el ingenio, la iniciativa? Para los cristianos la respuesta está en el evangelio: “Porque yo os aseguro que si tenéis fe como un grano de mostaza diréis a ese monte: ‘Desplázate de aquí a allá’, y se desplazará. Y nada os será imposible" (Mt. 17, 20).

Este confinamiento es para los creyentes una gran prueba de fe, no sólo por hacer cosas imposibles, también porque hemos pasado de una vida segura y sin sobresaltos, completamente programada y metida en una agenda, a la incertidumbre de no saber si en una semana vamos a poder hacer cosas tan cotidianas como visitar a la familia. Esta prueba de fe nos empuja a todos a volver la vista al Padre y decir, como nuestra Madre, “Hágase en mí según tu palabra”(Lc. 1, 38). Es una convocatoria a realizar un profundo acto de fe, ponernos a cada instante en las manos de Dios, hablar con Él del miedo, la angustia, el desasosiego, la tristeza por las personas que se han ido y también una oportunidad para contarle nuestras alegrías y darle gracias… Una invitación paterna a dejarnos caer en sus brazos, sentirlo a nuestro lado a cada instante, confiar en Él y “desconfinar” nuestra fe.

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente