NoticiaDiario de un confinamiento

TESTIGOS DE RESURRECCIÓN. «Hemos seguido vivos como personas y como Iglesia»

Rafael Contreras Ojeda
Publicado: 18/05/2020: 642

Rafael Contreras Ojeda es periodista, escribe sobre Iglesia y cofradías, y como cofrade, pertenece a la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad donde se encarga de los columbarios y a la Real y Piadosa Congregación en honor de Ciriaco y Paula, Santos Patronos de la Ciudad de Málaga.

En mi condición de cofrade, periodista y miembro del Consejo Parroquial han sido muy intensas mis vivencias a lo largo de estos días. Cuando el 13 de marzo cerrábamos nuestra capilla y nuestra casa de hermandad, no me podía imaginar que, al desasosiego de esos momentos, seguirían jornadas de confinamiento en las que mi agenda, que había quedado vacía, se volvería a llenar con citas al teléfono, frente a mi ordenador y varias teleconferencias. En las dos hermandades a las que pertenezco, los primeros contactos fueron de estupefacción, pero a los pocos días ya estábamos oyendo Misa a través de diversas aplicaciones. Y más adelante, sin prisa pero sin pausa, nos fuimos preparando para la intensa labor social que teníamos por delante y que incluía, además, sacudirnos los bolsillos de vez en cuando.

En el plano religioso, no nos faltó en ningún momento la asistencia de nuestros directores espirituales. No puedo ocultar que, en algunos momentos, la muerte pasaba por mis pensamientos, pues el virus nos había metido en un sorteo en el que deseábamos que nuestra bola no hubiera entrado en el bombo.

Ahora, con la tímida apertura de la iglesia parroquial en horario reducido, he visto personalmente, manteniendo la distancia necesaria, a quienes a través del teléfono o el ordenador nos estuvimos recordando a los largo de estas interminables jornadas que seguíamos vivos como personas y como Iglesia.

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente