NoticiaHistoria

La fascinante vida del obispo malagueño García de Haro

Portada del libro y del capítulo que firma Javier González
Publicado: 02/06/2020: 654

El historiador malagueño Javier González Torres acaba de publicar una investigación sobre uno de los personajes ilustres más desconocidos de nuestra diócesis, el obispo de Málaga García de Haro y Sotomayor, que estuvo al frente de Iglesia Malacitana de 1587 a 1597

«Tuvo un singular protagonismo en la fijación del programa iconográfico desarrollado en la capilla mayor de la Catedral de Málaga por parte del pintor italiano, Cesare Arbassia»

El estudio ha sido publicado en un libro titulado "De la reina al carpintero. Biografías de Época Moderna entre la historia y la literatura" en el que varios investigadores de toda España sacan a la luz historias de personajes destacados de la Edad Moderna.

Entre otros datos curiosos, González –que define como fascinante la vida del eclesiástico– revela que el que fuera nieto del embajador de España ante la Santa Sede y hermano del caballerizo mayor del reino, comenzó en su juventud una carrera militar que abandonó por circunstancias desconocidas.

En su trabajo, el investigador malagueño cuestiona «algunas valoraciones realizadas sobre su persona, la mayoría realizadas en el siglo XVIII por el canónigo Medina Conde. Gracias a la investigación en Archivos (el Histórico Nacional o los Provinciales de Sevilla y Málaga, entre otros), puede hoy afirmarse que algunas de esas apreciaciones no son documentalmente ciertas. La primera tiene que ver con su nombre. Se le ha llamado "Luís" erróneamente; y su verdadero nombre es "García". Asimismo, se ha dicho que fue deán del Cabildo catedralicio de Córdoba; y, al albur de lo descubierto, puede decirse que esa afirmación es falsa. En realidad, y gracias a la documentación consultada, la dignidad que alcanzó fue la de Archimandrita de Mesina en 1563».

García de Haro puede considerarse según este historiador, «uno de los primeros obispos plenamente modernos (término en consonancia con el perfil que trazan los cánones del Concilio de Trento)».

Nombrado obispo de Cádiz y, posteriormente de Málaga, sus pontificados están plagados «de decisiones, actuaciones y gestos muy significativos. Algunos hasta ahora estaban solo esbozados por la historiografía; otros, los que hemos podido ir entresacando, conducen a la creación de una poderosa personalidad, firme en la defensa del renovado credo que la Iglesia de finales del XVI desarrolla y celoso de su papel evangelizador como pastor diocesano. Y, uno de los aspectos devocionales más significativos es el culto a la Eucaristía y la adecuación de espacios concretos en el interior de los templos para adoración sacramental».

«Gracias también a una serie de datos documentales –señala este doctor– puede hoy afirmarse que de Haro toma partido en la creación de la que podía ser considerada la primera capilla sacramental de Andalucía (estante en la colegiata de Medina-Sidonia, Cádiz) y que, igualmente, tienen un singular protagonismo en la fijación del programa iconográfico desarrollado en la capilla mayor de la Catedral de Málaga por parte del pintor italiano, Cesare Arbassia».

Javier González Torres es doctor en Historia del Arte por la Universidad de Málaga y profesor titular del Departamento de Ciencias Sociales de la Fundación Victoria. 

Enlace al libro en la página web de la editorial

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno