NoticiaDroga

«La cachimba puede ser la puerta a otras adicciones»

Publicado: 21/12/2020: 334

Virginia Pérez, terapeuta y directora del programa de prevención de Proyecto Hombre Málaga, aborda la dependencia y consecuencias del uso extendido de la cachimba

“Una manera de divertirse inocua, barata, social” (la encontramos en teterias, con aromas frutales...). Estas son algunas de las creencias en torno a las cachimbas o "vapers". ¿Mito o realidad?
Hay una creencia de que el consumo de la cachimba es social, divertido y barato, obviamente es un mito si nos referimos a que es inocua, es decir, que al final sí que produce efectos y consecuencias negativas en la salud de las personas y pueden ser una puerta de entrada a otros consumos, sobre todo si se hace a edades muy tempranas.

El Covid nos ha puesto en alerta por la posibilidad de contagio pero ¿a qué otras adicciones puede abrir la puerta el uso de cachimbas? ¿Han encontrado ya casos que lo confirmen?
No tiene porque darse una fórmula matemática, aunque sí hay una mayor tendencia a que las personas que se inician a edades tempranas en el consumo de cachimba, al final puedan continuar con otro tipo de sustancias, ya que si se empieza fumando tabaco de sabores llega un momento en el que ya aburre y se procura buscar otro tipo de sustancias. Ahí es donde se puede llegar al paso de consumir tabaco de olor a fumar marihuana. En Proyecto Hombre sí que hemos recibido casos de chicos y chicas que tienen problemas de consumo de cannabis y, en algunas ocasiones, lo han consumido a través de la cachimba. También hay chicos o chicas que no tienen problemas de consumo con sustancias o su demanda inicial no es esa, pero consumen cachimba y no entienden que sea un consumo de drogas.

Los profesionales sanitarios advierten de su consumo precoz e incluso del efecto en las personas del entorno... ¿lo perciben así en Proyecto Hombre?
Dependiendo del tipo de consumo que tengas, por ejemplo, una hora aproximadamente de consumo de cachimba puede equivaler a un paquete de tabaco. Además, de otro tipo de consecuencias de salud a nivel físico, como las que puede producir el tabaco como tal y como las enfermedades que pueden transmitirse, al final fumas, compartes boquilla y en la manguera se pueden quedar impregnadas bacterias y transmitir enfermedades.

¿Echa en falta una regulación más estricta para estos productos?
La regulación existe, es decir, la ley antitabaco recoge que todo útil de este consumo está prohibido para menores de edad. El problema es que hay un gran desconocimiento sobre ello y además se está normalizando.

Ángela García Martínez

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga