NoticiaPatrona de la diócesis

Oraciones de la Novena a Santa María de la Victoria

Santa María de la Victoria en la Catedral durante la novena del año anterior
Publicado: 30/08/2021: 3053

Durante estos nueve días en la Catedral de Málaga tras el Rosario se rezarán las oraciones a la patrona de la Diócesis, y posteriormente dará comienzo la celebración de la Eucaristía.

Primer día (30 de agosto)

"Mi alma tiene sed de Ti, Dios mío".

Memoria de Santa María de la Victoria. En cuántas ocasiones su intercesión ante Jesús ha salvado a Málaga. La historia cuenta de epidemias y de sequías en 22 ocasiones. Málaga volvía su mirada al Santuario y oraba con fe.

Hoy contemplamos la imagen de la Virgen de la Victoria y oramos ante ella. Y sentimos, sobre todo, la apremiante necesidad de Dios que tiene nuestra sociedad, la más fuerte sequía del hombre y de la mujer de hoy.

Concédenos, Virgen de la Victoria, sentir necesidad de Dios.

Ave María.

Oh Virgen de la Victoria...

Concédenos, Virgen de la Victoria, aprender a orar.

Ave María.

Oh Virgen de la Victoria...

Te pedimos, Virgen de la Victoria, por todas las comunidades contemplativas de la Diócesis.

Ave María.

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Oh Dios Padre nuestro, te rogamos, infundas en nosotros la luz de la sabiduría de la que gozó Santa María la Virgen. Que cada día deseemos más a Dios, la gran sabiduría, como lo deseó el salmista.

 

Segundo día  (31 de agosto)

"Sois piedras vivas, edificadas sobre la piedra angular, Cristo".

Málaga, ciudad costera, tuvo que defenderse, porque se encontraba asediada. El año 1704 la ciudad se paraliza, hay mucha miseria y mucho miedo. El 8 de septiembre, solemnidad de la Virgen de la Victoria. Málaga es liberada del cerco y la vida de la ciudad comienza a rehacerse. La gente peregrina a la Catedral y reza a Santa María. La catedral, símbolo del templo vivo que somos los bautizados.

Los bautizados, injertados en Jesucristo, constituimos como nos dice la Palabra de Dios, el gran templo del Señor, la mejor Catedral, en cuyo centro está la Única Salvación, que es Jesucristo.

Santa María de la Victoria, que siempre agradezcamos, como dice San Pedro, que "somos piedras vivas edificadas sobre la piedra angular que es Jesucristo"

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, que valoremos, por encima de todo, el bautismo que nos ha incorporado a Jesucristo y nos ha hecho miembro del Templo de Dios.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, que los cristianos que vivimos la fe en Málaga manifestemos a Jesucristo con nuestra vida.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Oh Dios, porque Tú lo has querido, la Virgen María brilla como imagen pura y total de la Iglesia, concede al Pueblo cristiano de Málaga, a todos los bautizados, manifestar siempre a Cristo.

Tercer día ( 1 de septiembre)

"Ésta es la victoria, nuestra fe"

El Rey Fernando había colocado la imagen de la Virgen muy cerca de su tienda. En la peana se manda grabar el nombre que conserva: SANTA MARÍA DE LA VICTORIA.

Victoria que María nos ofrece, la que dice la Palabra de Dios, "ÉSTA ES LA VICTORIA QUE VENCE AL MUNDO, NUESTRA FE". La misma fe de María, razón de la primera bienaventuranza, manifestada por Santa Isabel: BIENAVENTURADA TÚ QUE HAS CREÍDO.

Virgen de la Victoria, que agradezcamos el don de la fe en tu Hijo Jesucristo.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Virgen de la Victoria, que cuidemos la fe sembrada en nosotros el día del Bautismo, con la oración, la lectura de la Palabra de Dios, el Sacramento de la Eucaristía y las buenas obras.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Virgen de la Victoria, te pedimos por los padres de familia que son los primeros llamados a proteger y ayudar a crecer la fe de sus hijos.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Dios Padre Nuestro, que en María has concedido un amparo especial a cuantos la invocan, concédenos, por su intercesión, fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor.

Cuarto día (lunes 2 de septiembre)

"Engrandece mi alma, al Señor"

Esta noche recordamos las muchas misericordias de Dios, que hemos recibido por intercesión de Santa María de la Victoria, a favor de cada una de nuestras personas y de nuestras familias.

El cristiano tiene que intensificar su oración de acción de gracias por los "regalos de Dios", especialmente por su amor, su perdón, su misericordia y su promesa de salvación. Que Dios es BUENA NOTICIA para quien le acoge con sencillez. Como María, que rezó "MI ALMA ENGRANDECE AL SEÑOR".

Santa María de la Victoria, que seamos agradecidos a Dios por sus continuos favores a nosotros.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, que valoremos especialmente los tres especiales dones que Jesús nos dio: a ti como Madre, al Espíritu Santo y a la Iglesia.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, te pedimos para que en las catequesis que se imparten en la diócesis a los niños y adultos, se descubra la riqueza y la necesidad de dar gracias a Dios.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Te pedimos, Dios y Padre de todos que, a ejemplo de la Virgen María, seamos humildemente conscientes de que Tu nos bendices con tu amor y nos concedes la salvación en tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Quinto día (martes 3 de septiembre)

"Santa María de la Victoria, Reina y Señora de la Misión"

Memoria de tantos años difíciles de nuestra historia cristiana. Unos tiempos muy lejanos, siglos IX y X, cuando los cristianos eran perseguidos y tenían que vivir refugiados en los montes, en lo que hoy es conocido como Meseta de Villaverde, más allá de Álora. De allí era Santa Argentea, una de las primeras santas de Málaga.

También hoy encontramos dificultades para vivir la fe. Pero la fuerza de Jesús y la ayuda de María, la Virgen de la Victoria, viene en nuestra ayuda, no sólo para permanecer en la fe sino para ser anunciadores del Evangelio a otros.

Virgen de la Victoria, que tengamos fortaleza para vivir la fe en cualquier ambiente, en cualquier circunstancia.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Virgen de la Victoria, que cada cristiano se sienta llamado a anunciar el Evangelio con su testimonio, con su palabra, y con sus obras.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Virgen de la Victoria, te pedimos por los que trabajan en las acciones evangelizadoras, en las parroquias, hermandades, movimientos, asociaciones, y en las obras apostólicas de los religiosos.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Te pedimos Dios, que siguiendo el ejemplo de la Virgen seamos verdaderos discípulos de Jesucristo, entregados generosamente al servicio de tu designio de salvación a favor de todos.

Sexto día (miércoles 4 de septiembre)

"Santa María de la Victoria, enséñanos a ser audaces para evangelizar"

Mes de mayo, peregrinaciones diarias al Santuario de Santa María. Santuario que cada día del año acoge la oración silenciosa de tantos malagueños que suben a meditar y rezar ante la imagen de Santa María de la Victoria.

Necesitamos pedir una gracia especial. La de ser todos evangelizadores con más audacia, más ardor, como dijo el Papa San Juan Pablo II. Más anuncio explícito, urgía Pablo VI, de la gran verdad: Dios es Padre, sólo Jesucristo es la salvación, nos encaminamos a un "más allá", el cielo, plenitud de gozo

Santa María de la Victoria, que seamos evangelizadores con más audacia, con más valentía.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, que seamos evangelizadores capaces de anunciar a Cristo como nos han urgido los Papas, allí donde hay una persona que le desconoce, o que no le ama.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, te pedimos para que todos los que evangelizamos en nuestra diócesis, conozcamos, amemos e imitemos más a Jesús.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Concédenos Señor, que el ejemplo y la intercesión de la Virgen María, que precedió a los discípulos del Evangelio, nos estimule a una entrega constante y generosa en el servicio de la evangelización.

Séptimo día (jueves 5 de septiembre)

"Oh Virgen de la Victoria..."

No olvidamos el recuerdo de una mañana especial. Explanada del Parque, 8 de febrero de 1943, coronación canónica de la imagen de Santa María de la Victoria. La Iglesia vivía este singular acontecimiento. Queremos transmitir a otros la alegría de esta fecha y su significado.

Fieles devotos de Santa María de la Victoria, queremos intensificar nuestro sentido de pertenencia a la Iglesia y decir con alegría "soy Iglesia". Deseamos proclamar con veneración las palabras del Credo CREO EN LA IGLESIA UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA.

Santa María de la Victoria, que amemos siempre a la Iglesia.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, que nos sintamos siempre Iglesia.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, te pedimos por las vocaciones a vivir el seguimiento de Jesucristo con radicalidad evangélica. Especialmente te pedimos por nuestro seminario.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Te pedimos, Dios Todopoderoso, que por la intercesión de Santa María de la Victoria, aumente cada día más en nosotros el amor y el sentido que pertenecemos con gozo a la Iglesia.

Octavo día (Viernes 6 de septiembre)

"Oh Virgen de la Victoria..."

En el siglo XIX, el Obispo de Málaga, D. Juan Nepomuceno solicita del Papa que la Virgen de la Victoria sea declarada Patrona de la diócesis, que es mucho y muy antiguo el amor de los malagueños. Pío IX accede y establece la solemnidad el 8 de septiembre.

La Patrona de Málaga nos pide a los católicos que vivamos la fe en Málaga cada día más fraternos, fortaleciendo más la comunidad de fe que anuncia la Palabra de Dios, la celebra en los Sacramentos, especialmente en la Eucaristía, que está al servicio del prójimo, especialmente de los más pobres, de los más necesitados.

Virgen de la Victoria, que quienes te reconocemos como Patrona vivamos cada día más unidos, más hermanos.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Virgen de la Victoria, que la comunidad católica de Málaga acoja y profundice la Palabra de Dios, dé sentido a la celebración de la Eucaristía y de los Sacramentos, y se entregue con generosidad al servicio de los más necesitados.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Virgen de la Victoria, te pedimos especialmente por todas las obras y servicios de la diócesis a favor de los más pobres, y así sean testimonio de Dios.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Dios Padre de todos, por encima de raza, clases sociales, ideologías, edades, concédenos la gracia de que todos los que veneramos a Santa María de la Victoria, enraicemos la fe por la escucha de la Palabra de Dios, la celebración de la Eucaristía y las buenas obras.

Noveno día (sábado 7 de septiembre).

"Santa María de la Victoria, rogad por nosotros"

En la advocación de Santa María de la Victoria se identifican las advocaciones marianas de la capital, de nuestros pueblos y ciudades, de nuestras cofradías y hermandades.

La devoción a Santa María deseamos se exprese con flores y cantos, con oraciones y peregrinaciones. Las procesiones manifiestan la fe del pueblo malagueño que ama a la Virgen. Mas la devoción que sentimos por María tiene la mejor expresión en la respuesta de Ella al ángel: HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR, HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA. Así también nosotros.

Santa María de la Victoria, que los cristianos de Málaga digamos como tú: que se haga en nosotros según la palabra de Dios.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, que las expresiones de religiosidad popular continúen siendo cauce de evangelización, y de anuncio de la Buena Noticia.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Santa María de la Victoria, te pedimos para que mañana celebremos con alegría la solemnidad de tu Natividad y que tu ejemplo de virgen orante, oyente y discípula nos enraíce en el sentimiento de tu Hijo. Que contemples con ternura a Málaga.

Ave María

Oh Virgen de la Victoria...

Pídase la gracia que se desee alcanzar en este día.

Oremos: Concédenos Dios Padre, la gracia de celebrar mañana la solemnidad de la Natividad de Santa María, aumentando nuestro amor a Ella, profundizando lo que significa venerarla como Patrona y prometiendo ser más fieles a su Hijo Jesucristo.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: Patrona de la diócesis