NoticiaMisiones

El misionero Óscar Martín será enterrado hoy en Málaga

Publicado: 01/09/2021: 8414

Malagueño

El sacerdote misionero malagueño en EE.UU. Oscar Martín, de 52 años, será enterrado este viernes en Málaga tras su fallecimiento a causa de un infarto a mediados de agosto en su domicilio en la casa parroquial de San Juan Bautista, New Jersey (EE.UU). Oscar Martín Dominguez nació en Málaga el 21 de junio del 1969 y pertenecía a la tercera comunidad neocatecumenal de la parroquia malagueña de San Patricio. Sus restos mortales llegaron a primera hora de la mañana al aeropuerto de Málaga desde donde fueron trasladados a la parroquia de San Patricio. Allí ha sido velado hasta la Misa corpore insepulto de las 15.30 horas.

En la homilía de su última Misa dominical, el pasado 8 de agosto, Martín reflexionaba precisamente sobre la vida y la muerte al hilo del Evangelio del día: «Algunos ya hemos pasado la mitad de la vida –afirmaba–. Ya no podemos decir que nos queda el doble de vida. Yo espero que a mí no me queden otros 52 de vida… ¿Has pensado que te puedes ir hoy o crees que eres eterno, que el Covid no te puede tocar? El salmo 95 dice: “si hoy escucháis su voz…”. Hoy, no mañana, no ayer. Hoy. Hoy es 8 de agosto, el 7 no existe ya y el 9 no ha llegado y no sabemos si va a llegar. No te cierres a la voluntad de Dios porque el mundo necesita ver cristianos, no gente religiosa. Por eso, dice Cristo: “yo soy el pan que ha bajado del cielo y que te puede dar la vida eterna”. Pues a buen entendedor, pocas palabras bastan» –concluía–. El vídeo de dicha homilía está disponible en este enlace.

BIOGRAFÍA

El 7 de noviembre de 1991, después de la Jornada Mundial de la Juventud con el papa San Juan Pablo II en Polonia, Óscar Martín sintió la llamada vocacional para dedicar su vida al ministerio presbiteral y fue enviado al Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater de Newark, Nueva Jersey, Estados Unidos.

Ordenado sacerdote en 2001 ha servido en esta diócesis en diversas parroquias. Primero en San José de Palisades, en West New York; después un año en Nuestra Señora de la Divina Providencia, Turk and Caicos Island, Islas Turquesas; después en Santa Maria Estrella del Mar, Bayonne, New Jersey; más tarde ejerció cinco años como párroco de dos parroquias: Nuestra Señora de la Asunción en Boston, Massachusetts, y San Benedict en Somerville. Desde hace siete años venía siendo párroco en San Antonio de Padua en Elizabeth, New Jersey, una zona con un 90% de población inmigrante, pero acababa de tomar posesión de su nuevo destino en la parroquia de San Juan Bautista, también en New Jersey.

En declaraciones a DiócesisMálaga con motivo del día del Domund 2019, Óscar relataba haber trabajado siempre con los inmigrantes: «haitianos, sudamericanos, centroamericanos… Siempre he servido en parroquias de clase media baja y pobres. Ahora mismo, en San Antonio de Padua, la mayoría son salvadoreños, aunque tengo un buen número de italo-americanos. Los sábados tengo una Misa bilingüe italiano-ingles. Para gloria de Dios soy trilingüe, hablo español, ingles e italiano».

El padre Martín manifestó entonces sentirse muy feliz por poder servir a los descartados «en este ambiente anti inmigratorio que tenemos en los Estados Unidos, es importantísimo estar aquí para los parroquianos, estar junto a ellos. Actualmente, el 90 por ciento son inmigrantes, muchísimos de ellos ilegales. Es crucial que la parroquia los acompañe para animarlos y fundamentalmente llevarles una buena noticia: primero, que Dios los ama y a Él no le importa su estatus migratorio; y segundo, llevarlos a experimentar este amor de Dios a través de los sacramentos. La mayoría vienen de familias desestructuradas, abandonados por sus padres, no han conocido el matrimonio, etc. Es una alegría llevarlos a encontrarse con Cristo resucitado y hacerlo a través de la Iglesia como madre y maestra». 

Antonio Moreno Ruiz

Periodista y portavoz de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno
Más noticias de: Misiones