NoticiaMisiones

La misión protagoniza el mes de octubre con diferentes celebraciones

Eucaristía de clausura del Mes Misionero Extraordinario en Málaga // V. FLORES
Publicado: 22/09/2021: 1283

DOMUND

La Delegación Diocesana de Misiones programa una serie de actos con motivo del mes de las misiones.

Este mes de Octubre Misionero lleva como lema "Cuenta lo que has visto y oído".

El Adoremus misionero de jóvenes se ha celebrado el viernes 1 de octubre a las 20.30 horas en la parroquia de Santa María de la Amargura (Málaga).

La Eucaristía de apertura se celebra el sábado 2 de octubre a las 19.30 horas en la parroquia de San Antonio de Padua (Málaga).

El Encuentro Misionero Diocesano será online y está previsto para el sábado 16 de octubre, de 11.00 a 12.00 horas en www.malagamisionera.org. En él participan José María Calderón, director nacional de OMP; Conchi Villanueva, hermana trinitaria en India; Edwin Osaleh, misionero de la consolata en Marruecos; Mª Carmen Martell y José Montes, Misioneros de la Esperanza en Chad y Alan Antich, contando su experiencia en Camboya. Modera el encuentro, la periodista Encarni Llamas, de la delegación de medios de comunicación de la Diócesis de Málaga.

Las vigilias misioneras tienen lugar en distintos arciprestazgos:
9 de octubre, a las 20.00 horas, en la parroquia de Santa María del Reposo (Campillos)
9 de octubre, a las 20.30 horas, en la parroquia de Ntra. Sra. de la Encarnación (Marbella)
22 de octubre, a las 20.30 horas, en la parroquia de El Salvador (Nerja)
23 de octubre, a las 19.30 horas, en la parroquia de Stella Maris (Málaga)

 

En palabras del director de Obras Misionales Pontificias en España, José María Calderón, «el Domund de este año 2021 es una propuesta de volver a la raíz de nuestro ser misionero: «No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído» (Hch 4,20). Del encuentro personal nace esa expresión de los apóstoles en el libro de los Hechos. El evangelizador es la persona que se ha dejado tocar por el dedo amoroso de Dios, capaz de reconstruir lo que en su vida estaba destruido. El misionero es aquel que ha reconocido a su Señor al partir el Pan y no puede, no quiere vivir ya sin gustarlo. El apóstol de Cristo es quien ha descubierto que Jesús es ese tesoro escondido, esa perla preciosa, ese amigo, compañero de viaje, por el que vale la pena dejarlo todo y entregarse. Sí, ellos entienden que no pueden dejar de hablar de lo que el Señor ha sido capaz de hacer en sus vidas».

Accede a materiales de la campaña.

 

Ana María Medina

Periodista de la diócesis de Málaga

_AnaMedina_
Más noticias de: Misiones