DiócesisOtros escritos

Mensaje de Navidad del Sr. Obispo de Málaga

Mons. Catalá ante el portal de Belén preparado para la escenificación del Belén Viviente Diocesano
Publicado: 22/12/2021: 3424

Felicitación

El Sr. Obispo de Málaga, Mons. Jesús Catalá ha querido felicitar la Navidad a través de un mensaje cuyo texto reproducimos a continuación. El mensaje en vídeo puede visualizarse en el reproductor incrustado al final del texto.

MENSAJE DE NAVIDAD DEL OBISPO DE MÁLAGA

(Málaga, diciembre 2021)

La Luz de Cristo transforma las culturas

En la Navidad celebramos los cristianos el Nacimiento de Jesucristo, Hijo de Dios, cuyo nombre “Enmanuel” significa «Dios-con-nosotros”» (Mt 1, 23). Éste es el motivo único y central de estas entrañables fiestas, que se han extendido en todo el mundo.

La Virgen María ofrece a la humanidad el gran regalo de la presencia del Salvador. Dios en persona se hace presente entre los hombres y su Luz infinita ilumina la tiniebla en que vive el ser humano (cf. Jn 1, 4-5).

Esa Luz divina orienta la conciencia y la experiencia del hombre hacia el misterio de Cristo, para afirmar la prioridad y superioridad del espíritu sobre la materia, de la persona sobre las cosas y de la ética sobre la técnica. No todo lo que la ciencia puede hacer es éticamente correcto.

La Luz de Cristo genera una forma de vida nueva, como dice San Pablo: «Y no os amoldéis a este mundo, sino transformaos por la renovación de la mente, para que sepáis discernir cuál es la voluntad de Dios, qué es lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto» (Rm 12, 2).

Al anunciar el Evangelio, la Luz de Cristo penetra en todas las culturas y las purifica de lo que no es genuinamente humano, según el plan de Dios, que creó al hombre a su imagen y semejanza (cf. Gn 1, 26).

Navidad es salvación para todos los hombres y renovación de todo. La presencia de Jesús en la tierra trajo una verdadera transformación, renovó el corazón del ser humano, promovió la fraternidad universal y la paz, creó caminos de diálogo, dio contenido a la “cultura de la vida y de la solidaridad” en toda la actividad humana, personal y social.

Los cristianos tenemos que aportar esta riqueza a nuestra sociedad.

Os deseo una feliz Navidad, pidiendo al Señor que esta hermosa celebración ilumine nuestras vidas, cambie nuestro corazón y transforme la sociedad.

¡Feliz Navidad!

+ Jesús, Obispo de Málaga

Más artículos de: Otros escritos
Compartir artículo