DiócesisOtros escritos

Jesús Catalá: «Solo el amor de Cristo Coronado de Espinas puede fortalecernos»

FOTO: Salvador Salas (SUR)
Publicado: 12/04/2022: 850

Saludo del Obispo de Málaga a la cofradía de los Estudiantes de Málaga en el Lunes Santo de 2022.

SALUDO DEL OBISPO
A LA COFRADÍA DE LOS ESTUDIANTES

Hermandad del Santo Cristo Coronado de Espinas
y NªSª de Gracia y Esperanza

(Málaga, 11 abril 2022)

 

El amor misericordioso de Dios

 

La imagen del Santo Cristo Coronado de Espinas, que contemplamos ahora en esta hermosa plaza delante de la Catedral, representa a Jesús condenado por asumir nuestros pecados. El inocente ha cargado con la culpa de los pecadores.

Ser un reo condenado a muerte por amor a nosotros no ha cambiado su expresión majestuosa. El trono en el que se sienta es más bien la sede de un juez benevolente. Él revela el amor misericordioso de Dios.

La pasión de Cristo nos sitúa en la dinámica de aceptar en nuestro corazón la misericordia divina. Si el ser humano rechaza su misericordia queda en la obscuridad.  Como señalaba el papa Juan Pablo II el hombre sin Dios y sin Cristo se constituye como centro de la realidad, ocupando falsamente el lugar de Dios; y “olvidando que no es el hombre el que hace a Dios, sino que es Dios quien hace al hombre".

Por el olvido de Dios se llega al abandono del hombre, porque sin Dios no conocemos la grandeza de la misericordia. Es el amor misericordioso de Dios el que hace revivir al hombre, dotándole de sentido y renovándolo interiormente.

La misericordia expresa un amor que va más allá de lo justo; es la respuesta de Dios al misterio de la iniquidad y del pecado, que es la causa de todo mal.

Sólo el amor todopoderoso y misericordioso de Dios puede aniquilar el mal y derrotar la prepotencia de los malvados y el poder destructor del odio y de la guerra. Solo el amor de Cristo Coronado de Espinas puede fortalecernos, para hacer de nuestra vida cotidiana un permanente acto de amor, puesto que el amor de Cristo crucificado “nos apremia" (2 Co 5,14).

¡Queridos fieles y cofrades, no tengáis miedo! Toda realidad humana, incluida la muerte, ha sido ya redimida por Jesucristo. Hemos sido salvados por el amor misericordioso de Dios.

Por eso pedimos al Santo Cristo Coronado de Espinas que nos reconforte en los sufrimientos y angustias, y que no conceda el gozo de la certeza de la salvación.

A Nuestra Señora de Gracia y Esperanza suplicamos que nos acompañe en esta vida hasta llegar a la patria del cielo.

Recemos juntos el Padrenuestro, que nos enseñó el Maestro.

El Señor esté con vosotros… Y la bendición de Dios, todopoderoso…

 

+ Jesús, Obispo de Málaga

Más artículos de: Otros escritos
Compartir artículo