NoticiaPastoral penitenciaria

¿Por qué la Virgen de la Merced es la Patrona de las Prisiones?

ARCHIVO: Los internos celebran el día de la Merced · Autor: ARCHIVO
Publicado: 19/09/2022: 519

Penitenciaria

El Departamento Nacional de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal Española propone la celebración de la "Semana de Pastoral Penitenciaria" desde el 17 al 24 de septiembre, fiesta de Nuestra Señora de la Merced, Patrona de las Prisiones. Ofrecemos diversos materiales para vivir estos días en profundidad.

¿Por qué la Virgen de la Merced es la Patrona de las Prisiones?

El P. Florencio Roselló Avellanas, mercedario y director del Departamento de Pastoral Penitenciaria de la CEE explica que, en el siglo XIII se está viviendo una situación social y religiosa convulsa e inestable. Había cristianos que eran hechos cautivos, prisioneros por causa de su fe en tierra musulmana. Un joven barcelonés, Pedro Nolasco, escuchó la voz de Dios y de María que le pedía que fuese a liberar a los hombres y mujeres cautivos que se encontraban privados de libertad. Este mandato le lleva a fundar la Orden de la Merced en el año 1218 en Barcelona. La redención de los cautivos se convierte en misión pastoral de la Iglesia y de la Orden de la Merced, a través de los religiosos mercedarios.

La esclavitud fue abolida en el año 1780. Hasta entonces fueron muchos años de redenciones y libertades donde la Merced empeñó dinero, pero sobre todo empeñó vidas de religiosos mercedarios, que por su consagración religiosa se comprometían a quedarse rehenes por liberar a los cautivos. La última redención de cautivos por los mercedarios tuvo lugar en Argel y Túnez el año 1779.

Así continuó la historia de las redenciones por parte de la Merced hasta el siglo XVIII, fecha de la supresión legal de la esclavitud. Una historia que está regada con la sangre de numerosos mercedarios, en torno a 500 religiosos de la Merced murieron en los inicios de la fundación de la Merced por quedarse de rehenes y no llegar el dinero establecido en el tiempo comprometido. Una sangre que no fue derramada en vano, pues historiadores de la Merced manejan la cifra de 60.000 personas liberadas por medio de redenciones mercedarias.

Abolida la esclavitud, a la Merced se le pide una nueva respuesta, una adaptación a las nuevas formas de cautividad. ¿Qué lugar ocupa la Merced en la Iglesia y en la sociedad? ¿cuál debe de ser el quehacer de los mercedarios en nuestros días? En la actualidad no hay esclavitud, ni cautividad, pero hay personas necesitadas de libertad

Iluminados por el carisma de redención, descubrimos unos nuevos cautivos, nuevos oprimidos, nuevos hombres y mujeres que necesitan de María de la Merced, son los presos. Abolida la esclavitud en el siglo XVIII, los mercedarios visitan a las personas que viven en cautividad y que atienden a sus familias, y acompañan procesos de prisión y de libertad.

Tanto la sociedad como la Iglesia, así lo han entendido, y el 27 de abril de1939, la Virgen de la Merced fue declarada en España y en muchas partes del mundo, patrona de las prisiones: presos, familias, trabajadores de la institución penitenciaria celebran su fiesta. Mientras exista un preso la presencia de María de la Merced será necesaria en las cárceles, y la iglesia deberá poner al servicio del cautivo su vida y su ser.

Merced, palabra que significa y nos indica misericordia, beneficio, regalo, favor gratuito, solidaridad..., para las personas cautivas y oprimidas, es lo que pretende ser la Virgen de la Merced para los presos y sus familias. Cada 24 de Septiembre se celebra en todas las cárceles su fiesta, su recuerdo y su memoria. Misericordia es una palabra rica que significa tener un corazón con el pobre, con el necesitado, con el cautivo de hoy. María en este contexto nos sugiere una mirada al Evangelio, a descubrir a Cristo en el rostro de cada hermano encarcelado.

Cada 24 de septiembre las cárceles se visten de fiesta, aunque parezca mentira es así. También hay fiesta en cautividad, en la cárcel. En torno a María de la Merced se organizan actividades, concursos, festivales...todo sabe a fiesta que culmina con la celebración de la eucaristía. Impresiona ver a un preso cantar a la Virgen, emocionarse cuando dice “Madre óyeme, mi plegaria es un grito en la noche...”. Y allí está ella, María de la Merced, arropando con su manto al hombre y mujer en prisión.

Que cada año la Virgen de la Merced sea la protagonista de los presos y de sus familias, de la Institución, de la prisión, eso nos recordará que la misericordia sigue viva, que la esperanza no está perdida y que la libertad nos está esperando.

Materiales para sensibilizar en la Semana de Pastoral Penitenciaria, bajo el título "Ser Cristo en su pasión encarcelada"

Memoria de la Pastoral Penitenciaria 2021

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga. Es Bachiller en Ciencias Religiosas por el ISCR San Pablo y está realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II.

enllamasfortes
Más noticias de: Pastoral penitenciaria