NoticiaConoce la Catedral

El mejor de los refugios

Ntra. Sra. de los Remedios en la Catedral de Málaga/ ARTISPLENDORE
Publicado: 10/10/2022: 526

Desde que perdiera su función exclusivamente eucarística, para lo que contaba con una tramoya de cortinajes confeccionados en brocado, el tabernáculo o templete del presbiterio de nuestra Catedral ha sido presidido por diversas imágenes.

Desde el año 2015 viene albergando de continuo a Nuestra Señora de los Remedios, una delicada escultura de principios del siglo XVI, con una maravillosa policromía cristalizada, aunque lamentablemente sus ropajes se encuentran repintados burdamente.

De esta efigie mariana se puede decir y contar mucho. En esta ocasión, bastará reparar en el simpático y regordete Niños Jesús que sostiene en sus brazos. Si nos fijamos con atención, éste a su vez sujeta a un pajarito por el buche y una de las alas. Semejante ocurrencia encierra un simbolismo tan sugerente como didáctico, al ser el animalito un símil del alma cristiana que, presa del pecado, vuela y busca cobijo y protección en la persona de Cristo Salvador.

De este modo tan poético, se hace patente el versículo del salmo 124, que dice: “Escapó nuestra alma como avecilla del lazo del cazador. Se rompió el lazo y fuimos liberados”. Esta particular iconografía, y los largos años durante los cuales recibió veneración en la capilla del jardín del Sagrario (la antigua capilla de San Gregorio de la Catedral “vieja”), donde los fieles la podían observar de cerca, motivó el cariñoso apodo con la que es conocida por muchos: “la Virgen del Pajarito”.

Su verdadera advocación, la de Remedios, proviene del latín remedium, que viene a significar sanar o curar. Su devoción está íntimamente ligada a la orden de los trinitarios, que se encargaron de transmitirla por todo el mundo.

Por Alberto Palomo

 

Artículos relacionados
El Cristo Trinitario

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: Conoce la Catedral
Artículos relacionados
El Cristo Trinitario