NoticiaPapa Francisco

Papa Francisco: «Fueron dos hombres valerosos»

El papa Francisco
Publicado: 30/04/2014: 9739

\"Fueron dos hombres valerosos, llenos de la parresia del Espíritu Santo, y dieron testimonio ante la Iglesia y el mundo de la bondad de Dios\". Así definió el papa Francisco a Juan Pablo II y Juan XXIII en la histórica ceremonia de canonización del domingo 27 de abril en Roma.

Juan XXIII y Juan Pablo II tuvieron el valor de mirar las heridas de Jesús, de tocar sus manos llagadas
y su costado traspasado. No se avergonzaron de la carne de Cristo, no se escandalizaron de él, de su
cruz; no se avergonzaron de la carne del hermano, porque en cada persona que sufría veían a Jesús.

Fueron dos hombres valerosos, llenos de la parresia del Espíritu Santo, y dieron testimonio ante la
Iglesia y el mundo de la bondad de Dios, de su misericordia. Fueron sacerdotes, obispos y papas del siglo XX. Conocieron sus tragedias, pero no se abrumaron. En ellos, Dios fue más fuerte; fue más fuerte la fe en Jesucristo Redentor del hombre y Señor de la historia; en ellos fue más fuerte la misericordia de Dios que se manifiesta en estas cinco llagas; más fuerte la cercanía materna de María.

En estos dos hombres contemplativos de las llagas de Cristo y testigos de su misericordia había «una esperanza viva», junto a un «gozo inefable y radiante». La esperanza y el gozo que Cristo
resucitado da a sus discípulos, y de los que nada ni nadie les podrá privar. La esperanza y el gozo
pascual, purificados en el crisol de la humillación, del vaciamiento, de la cercanía a los pecadores
hasta el extremo, hasta la náusea a causa de la amargura de aquel cáliz.

Ésta es la esperanza y el gozo que los dos papas santos recibieron como un don del Señor resucitado.

Más noticias de: Papa Francisco