DiócesisPastoral Universitaria

50 años de presencia del Evangelio en la Universidad

Publicado: 07/11/2016: 2339

La Pastoral Universitaria en Málaga cumple 50 años, y lo quiere celebrar desde la memoria agradecida a todos los que han hecho posible este camino de inculturación del Evangelio en el ámbito de los estudios superiores. Hoy son muchos los estudiantes, profesores y personal de administración y servicios que pueden integrar, gracias a esta pastoral promovida por el Vaticano II, la dimensión espiritual en su día a día en la Universidad.

«La preocupación del Cardenal Herrera por los nuevos estudios universitarios, que se iniciaban en 1965 en Málaga, fue el caldo de cultivo que alentó los primeros pasos de la Pastoral Universitaria»

El acento, les ha dicho el Obispo, D. Jesús Catalá, en un mensaje con motivo de esta celebración, debe ponerse «en la presencia y el testimonio de los cristianos en el ámbito universitario. Es una tarea de la Pastoral Universitaria profundizar en temas de actualidad a la luz del Evangelio, fomentar el diálogo fe-cultura… y que esa cultura quede impregnada de la fe. En esa línea debemos seguir caminando: en ser presencia del Evangelio en el mundo cultural universitario».

En la Universidad no todo es estudiar o enseñar. La dimensión espiritual de la persona, la solidaridad, la lectura de los signos de los tiempos y el diálogo con el mundo forman parte del espíritu universal que el paso por la Universidad debe impregnar. Alentar eso es tarea de la Pastoral Universitaria.

Acompañando el día a día de la vida universitaria, Antonio García Lizana, catedrático de Economía de la Universidad de Málaga

Celebrar medio siglo de existencia supone un logro indiscutible que las personas e instituciones suelen festejar y proclamar a los cuatro vientos. Lo estamos viviendo en nuestras calles, donde tales proclamas se suceden: entidades, iniciativas sociales, instituciones culturales y educativas, empresas, etc., de forma sucesiva, vienen anunciando gozosas que han alcanzado el medio siglo de existencia en nuestra tierra. Lo que nos permite visualizar una Málaga extraordinariamente fértil en aquella década de los sesenta, calificada por algunos como “prodigiosa”. En dicho contexto, comenzó sus pasos la Pastoral Universitaria en Málaga. D. Ángel Herrera Oria (el Obispo Cardenal) regía la Diócesis, alentando con su palabra y con sus proyectos la vida ciudadana; José María González Ruiz desarrollaba su magisterio desde nuestra ciudad, convirtiéndose en el teólogo español de mayor influencia en la Iglesia del Vaticano II (1962- 1965); Alfonso Carlos Comín publicaba desde Málaga (1965) “La España del Sur”; Marco Marchioni animaba una singular experiencia de desarrollo comunitario en zonas rurales, “El proyecto Vélez-Málaga”, impulsado desde la Escuela de Trabajo Social San Vicente de Paúl, fundada por el Cardenal, recogiendo dicha experiencia y lo aprendido con la misma en diversas publicaciones entre 1967 y 1969.

La preocupación del Cardenal por los nuevos estudios universitarios, que se iniciaban en 1965 en Málaga, fue el caldo de cultivo que alentó los primeros pasos de la Pastoral Universitaria, en unos tiempos fecundos; pero difíciles y desafiantes al mismo tiempo.

Desde entonces, modulando su presencia a lo largo de los años, ha estado presente acompañando el día a día de la vida universitaria, implicándose en reforzar la formación, la proyección social y el espíritu cristiano entre las personas que forman parte de la comunidad universitaria, con la participación activa de las mismas.

Ángela Cantueso, Misionera Idente

«Uno de nuestros servicios es el despacho B11 de la Facultad de Psicología. Los estudiantes vienen buscando un lugar donde seguir viviendo su fe y poder ayudar a los demás».

Juan J. Fernández, licenciado en Biología

«Conocí la Pastoral en tercero y me sorprendió mucho que hubiera gente que quisiera llevar valores a la Universidad. Desde entonces son un grupo de amigos con quienes comparto mi fe».

Merche Vega, personal de Administración y Servicios de la UMA

«Unir fe y vida en el mundo laboral es increíble. La Pastoral nos ayuda a alumnos, profesores y personal de administración y servicios a presentar a Dios en el día a día».

LA FIRMA: José Manuel Fernández Fígares, delegado Pastoral Universitaria

Celebrar el cincuenta aniversario de Pastoral Universitaria de la Diócesis de Málaga es una auténtica alegría, pues siempre ha procurado hacerse presente entre todos los universitarios para ser testigo de nuestra fe.

Durante los primeros seis años, las facultades malagueñas dependían de la Universidad de Granada y hasta 1972 no se fundó la Universidad de Málaga, en la que hoy estudian cerca de 40.000 alumnos.

Pastoral Universitaria empezó en 1967 y en estos 50 años la han impulsado seis obispos: D. Ángel Herrera, D. Emilio Benavent, D. Ángel Suquía, D. Ramón Buxarrais, D. Antonio Dorado y, actualmente, D. Jesús Catalá. A ellos hay que sumar la labor de D. Fernando Sebastián, que mientras estuvo como Administrador Apostólico de 1991 a 1993, alentó también la Pastoral Universitaria.

En este tiempo, han sido muchos los responsables de Pastoral Universitaria y seguro que olvido a alguno. Francisco García Mota fue el que la inició, y a él le siguieron el P. Ignacio Núñez de Castro (Catedrático emérito de Bioquímica), Fray Florencio Turrado (P. Dominico), el P. Montero, el P. Antonio Muñoz, Antonio Calderón, Fray Cristóbal, el P. Cabello, Francisco González, José Muñoz (Catedrático de Inteligencia Artificial de la UMA), y, por último, un servidor, José-Manuel Fernández- Fígares, Catedrático de Biología Celular de la Facultad de Ciencias. Para mí es una gran alegría poder hacer este servicio a la Iglesia.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga