NoticiaPatrimonio

Se descubre un oratorio en la que fuera la casa del sacristán

Publicado: 22/08/2013: 6182

Las obras de restauración de la iglesia de Santa María de la Encarnación, la Mayor, en Ronda, comenzaron en febrero de 2012 y concluyeron en diciembre del mismo año.

Cuando comenzaron las obras en la casa abandonada del sacristán se confirmó la existencia de una serie de hallazgos de gran valor histórico.  Salieron a la luz arcos de origen islámico y un techo de artesonado del siglo XIV. Cuidar un templo de las características del de Santa María de Ronda, es un trabajo continuo. El párroco, Salvador Guerrero, afirma que siempre están restaurando alguna parte, pero hacía más de 200 años que no se acometía una reforma sobre la torre, la fachada principal con las balconadas y el Morabito (antigua casa del sacristán). «El objetivo de las obras, que se han llevado a cabo era dotar a la parroquia de nuevos espacios para reuniones y una pequeña vivienda para el párroco.

La antigua casa del sacristán, totalmente abandonada, se convertiría en dependencias parroquiales para atender a los fieles y una pequeña sala de reunión. Cuando se comenzó a estudiar el espacio se descubrió un antiguo oratorio de origen islámico, probablemente del siglo XIV, según el arqueólogo José Manuel Castaño».

RESTAURACIÓN EN ATARFE, GRANADA

Con las obras se ha rescatado los arcos y el artesonado, que habían servido como techo de una cocina. «El artesonado ha sido restaurado en Atarfe (Granada) y se ha vuelto a colocar en su lugar de origen en estos días», afirma Salvador. Una restauración que, en palabras del párroco, ha sido un proceso de aprendizaje para todos pues se ha respetado la arquitectura de hace siglos, con la habilitación de los espacios para el uso actual y «se ha conseguido poner en valor espacios en desuso». concluye el párroco. 

Unas obras que han concluido coincidiendo con la Visita Pastoral de D. Jesús a Ronda y Serranía. Salvador afirma que «para esta parroquia ha sido un tiempo de gracia en el que hemos podido mostrar la labor que llevan a cabo multitud de cristianos en diversas realidades pastorales: catequistas, grupos de oración, religiosas, coro, nueve hermandades de Pasión y Gloria... Son las verdaderas e importantes piedras de esta parroquia que ha acogido a su Obispo, ha escuchado sus palabras y consejos, y a quien les han regalado una mejor presencia de un templo restaurado para mejorar la atención a todos, también a los más necesitados».

HISTORIA DE LA PARROQUIA

Santa María de la Encarnación, la Mayor es, junto a la Plaza de la Real Maestranza de Caballerizas de Ronda y el Puente Nuevo, uno de los monumentos emblemáticos de Ronda. Decían los historiadores que en ella quedaban restos de un temploromano y de la Mezquita Mayor de la Medina, de la que se conserva el Arco del Mihrab.

La iglesia comenzó a construirse a finales del siglo XV. El terremoto de 1580 dañó seriamente el edificio, que reemplazó el artesonado por nueve bóvedas falsas y se amplió el templo siguiendo el estilo renacentista que se estaba utilizando en los trabajos de Siloé en la Catedral de Granada, Málaga y Cádiz. La larga duración de las obras hizo que se concluyera con estilo barroco. El altar mayor fue totalmente destruido y quemado en 1936, salvándose el retablo de Nuestra Señora de los Ángeles.

En su fachada tiene una balconada que sirvió a los Caballeros de la Real Maestranza para ver las corridas de toros y los torneos que se celebraban en la plaza. precisamente estas balconadas, la torre y la antiguavivienda del sacristán es donde se han acometido las últimas obras de rehabilitación, con las que se ha entendido mejor la historia de este templo. Por ejemplo, que la torre del campanario nunca fue el alminar desde el que se llamaba a la oración. Y en la vieja y abandonada casa del sacristán se descubrió que había una capilla dedicada a la oración.

Una iglesia en la que conviven espacios construidos entre los siglos XIV y XVIII y a la que hay que hacer trabajos de rehabilitación con frecuencia, para conservar esta joya del patrimonio histórico, catalogada como Bien de Interés Cultural.

Autor: Encarni Llamas Fortes