NoticiaParroquias

BENDITOS PUEBLOS. Comares

Publicado: 22/06/2020: 2649

PARROQUIA DE LA ENCARNACIÓN

En el corazón de la Axarquía se sitúa la localidad de Comares, cuna de los verdiales, único pueblo de España que tiene a San Hilario como patrón, y cuya iglesia, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), según cuenta la tradición se debe al agradecimiento de unos marineros perdidos una noche de tormenta.

En la iglesia de la Encarnación encontramos mezclados diferentes estilos, destacando el estilo mudéjar en sus artesonados, considerado uno de los mejor conservados de la provincia. El barroco, por su parte, está presente en la capilla del Sagrario del siglo XVIII, que consta de una sola cúpula esférica, cuyo exterior forma una torreta octogonal.

Según cuentan en la zona, la construcción de dicha capilla se debe a un grupo de marineros de la caleta que durante una noche de tormenta se desorientaron y salvaron sus vidas gracias a la guía de un lucero. Ya en tierra, creyeron situar dicha estrella en este pequeño pueblo blanco, y en agradecimiento construyeron la capilla.

Sin duda alguna, como explica su párroco, José Mariano Pérez, «Comares es pueblo con mucho encanto, de calles encaladas y buena gastronomía. Y cuyo monumento más importante es la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, erigida como parroquia el 25 de Mayo de 1505.  El patrón del pueblo es San Hilario de Poitiers y su fiesta normalmente se celebra dos veces al año, el día del patrón, como corresponde, y en agosto, para que todos aquellos comareños que viven alejados de su tierra puedan disfrutar de las fiestas en honor del patrón de su pueblo».

Como explica el delegado de Catequesis y párroco de San Pablo de la capital, el sacerdote José Manuel Llamas, que se doctoró en el Institutum Patristicum Augustinianum, de Roma, y cuya tesis doctoral titulada “Hilario de Poitiers, teólogo de la dispensatio. Análisis y dimensiones teológicas” afirma que, «es curiosísimo, que Comares sea el único pueblo de España del que es patrón Hilario de Poitiers. Es un misterio. Se sabe muy poco de su vida. Quizás llegara a tierras malagueñas alguna “vida apócrifa” medieval del santo, profusa en milagros, y, durante alguna de las epidemias que asolaron la zona, el pueblo pidió su intercesión. Estuve allí hace varios años, en la feria de Comares, y esta era una de las posibles hipótesis».

Esta localidad construida sobre una roca fue uno de los últimos pueblos que abandonaron los musulmanes antes de la expulsión. Por esas fechas se convirtieron y bautizaron 30 familias, en conmemoración de lo cual suenan aún hoy por sus calles treinta toques de campana al final de la Misa los domingos y festivos.

Comares en la Diputación de Málaga

Ayuntamiento de Comares

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente
Artículos relacionados
BENDITOS PUEBLOS. Coín