NoticiaPolítica

IU. Castro: «El concordato debería ser revisado»

José A. Castro · Autor: S. FENOSA
Publicado: 20/03/2015: 3587

•   «El dinero es lo que manda y el dinero no tiene rostro humano por mucho que veamos a señores pintados en los billetes»

•   «Las últimas decisiones del PP, en medidas laborales, deja fuera de la cobertura sanitaria a los mayores de 26 años»

•   «Creemos que la Mezquita Catedral de Córdoba no debe estar a nombre de nadie»

El cabeza de lista de IU por Málaga en las elecciones andaluzas del 22 M responde a las preguntas de DiócesisMálaga.

¿Qué puede ofrecerle a los malagueños?
Desde mi compromiso con un proyecto colectivo, que es el de Izquierda Unida y resumiendo muchísimo. Nosotros queremos ofrecer la garantía de que con nuestras propuestas, con nuestra acción, podemos transformar esta sociedad y salir de la barbarie a la que están instalando a una gran parte de la misma.

Ahora está de moda hablar de Renta Básica, pero Cáritas lleva años reclamándola.
En el programa de IU hay dos bloques, básicamente. Uno que hace referencia al nuevo modelo productivo, que creemos que hay que propiciar en Andalucía y es todo el apartado de empleo, de economía... Pero hay otro que es el de los derechos de las personas, que tan maltratados están. Y uno de esos derechos que creemos que deberían pasar a ser un derecho es la renta básica. Es verdad que es un concepto ya, bastante trabajado, por cierto, muy trabajado por los movimientos de base cristianos. Y que es un planteamiento muy sencillo, toda persona tiene derecho a vivir con dignidad y la dignidad te la da lo más básico, que es el techo. Unos recursos mínimos. Algo tan sencillo como la luz, el agua, el gas, el poder alimentarte y alimentar a los tuyos. Cuando las personas se encuentran sin empleo, sin recursos, incluso en unos límites ya de exclusión o del umbral de la pobreza, nosotros creemos que las administraciones están en la obligación de garantizar esos mínimos de dignidad. En nuestro programa hemos cambiado el término. No hablamos de Renta Básica que creemos que es una ayuda que tendría un carácter más universal, es decir, es el Estado el único que junto con las comunidades autónomas podría hacerlo. Nosotros hemos planteado el Ingreso Mínimo o Renta Mínima para cualquier andaluz o andaluza que no tiene esas posibilidades de pagarse los recursos básicos.

Y sobre la Ley de Inclusión Social
Es necesaria, quien ha coordinado la elaboración del programa social de IU es Pepe Chamizo que, además de haber sido defensor del pueblo, un hombre muy vinculado a los necesitados en esta tierra y que tiene una sensibilidad muy propia, es cura y tiene una sensibilidad del pueblo. Él nos ha planteado siempre que o abordábamos este tema de una manera integral, aunque sea construyéndolo poco a poco, pero con una voluntad decidida o será muy difícil abordar los servicios sociales para la comunidad. Y él nos ha instado a elaborar una Ley de Inclusión y una Ley de Servicios Sociales Integral para nuestra tierra, de manera que se aborden todas las necesidades. Cada vez que pensamos en servicios sociales, hablamos solamente de dependencia y los políticos pecamos de ello. Pero claro, estamos hablando de dependencia, de infancia, de juventud, de colectivos como los inmigrantes, que sabéis bien lo que supone la atención de toda esta multitud de distintos colectivos, por lo tanto, nosotros creemos que hay que abordarlo de una manera integral sin engañar a nadie. Ponemos un marco que integralmente actúa sobre las necesidades de la comunidad, de la ciudadanía, pero también vamos a decir cómo lo haríamos, poquito a poco, el cumplimiento de esa ley. Es el mandato de Pepe Chamizo para IU en estas elecciones.

Pero en Málaga, ¿qué pasa con el desmantelamiento de la barriada de los Asperones?
En los Asperones hemos tenido una relación fluida en los dos años y ocho meses, que hemos ostentado la responsabilidad dentro del Gobierno Andaluz de vivienda y fomento. Nosotros habíamos planteado la actuación de una rehabilitación integral de 270 barriadas de actuación preferente en Andalucía. Pero en los Asperones es otra cuestión, se supone que tiene que desaparecer aunque ya ha tenido un desarrollo que en algunos campos, lo que nosotros planteábamos, que era mejor darle mayor dignidad, es decir, que los Asperones se convirtieran en un barrio para vivir, adecuado, porque hay muchos vecinos que han hecho un esfuerzo considerable y que lo tienen bastante bien. Lo que quiero decir, es que hasta ahora siempre que hemos visto actuaciones en este tipo de barrios, han sido actuaciones única y exclusivamente urbanísticas. Es decir, te rehabilito la vivienda, te pongo las cancelas nuevas y desde los poderes públicos hay que entender que o las actuaciones son integrales y va la Consejería de Fomento y Vivienda para rehabilitar el barrio, de la mano de la Consejería de Educación, de Servicios Sociales, de Justicia, y de Sanidad para hacer una actuación integral en el barrio, estaremos consiguiendo la dignidad de la gente.

¿Cómo abordarían el problema de las personas sin hogar, pero que además tienen problemas de salud mental?
Es otro apartado que viene en el programa, en el aspecto de Servicios Sociales, hace pocos días vino a Málaga Pepe Chamizo a explicar el programa y se detuvo en aquellos colectivos que dentro de esta difícil situación que estamos viviendo son los más olvidados. Él nos hablaba que el fenómeno que está produciendo esta crisis es que dentro de los excluidos hay excluidos u olvidados y, las enfermedades mentales y problemas de exclusión que viven ciudadanos y ciudadanas con estas patologías, se agudizan. ¿Qué se nos planteaba? Hay una tendencia actualmente y es a la atención a las personas sin hogar, sin techo, a hacer albergues de acogida cada vez más grande. Las administraciones públicas se plantea, desde nuestro punto de vista, de manera equivocada, grandes centros donde se acogen para pasar la noche a estas personas y todos los trabajadores sociales nos dicen que este es el camino más equivocado que puede haber y nos remitían a los centros de acogida que existen en todas las ciudades que son más dimensionados pero que atienden a las necesidades que se dan por barrios o distritos; muchas veces también vinculados con la Iglesia. Y en esos casos se mejora la atención, se conoce mejor a los usuarios y se les puede ayudar.  No digo con esto que esa fórmula haya sacado de la marginación, de la exclusión o de la calle a todas estas personas pero sí estableces un vínculo más próximo, más cercano, menos frío, abstracto, menos administrativo. De manera que puedes avanzar en, no sólo quitar a alguien de pasar la noche a la intemperie sino a ayudarle a progresar en su vida.

¿Y qué pasa con aquellos que no cumplen los perfiles de las administraciones?
Para la atención sanitaria o para garantizar los derechos básicos de la ciudadanía, no nos podemos permitir poner perfiles. Una de las últimas decisiones del PP, en medidas laborales, deja fuera de la cobertura sanitaria a los mayores de 26 años que no hayan cotizado. Claro como tenemos un problema laboral en este país, como el que tenemos, donde jóvenes con una formación académica y técnica estupenda no llegan nunca al primer empleo, nos encontramos con un número de jóvenes en este país muy elevado, que van a llegar a los 26 años, que salen de la cartilla de los padres y que si no tienen cotizado solamente podrán tener acceso a urgencias médicas pero otras cosas no. Así las cosas parece que, en fin, el dinero es lo que manda y el dinero no tiene rostro humano por mucho que veamos a señores pintados en los billetes o a cuñados en las monedas y esa no puede ser la vara de medir para regir los destinos de millones de personas. Es que esos jóvenes hoy saben que van a tener un futuro peor que el que tuvieron sus abuelos y probablemente sus padres, y eso pasa por primera vez en democracia en este país. Era como para detenerse un momento y decir ¿qué nos está pasando? Incluso independientemente de la posición, la ideología o la creencia que tengamos. Yo creo que llegamos un momento en que hay que hacerlo.

La Junta de Andalucía tiene el 12% de las plazas de las residencias concertadas vacías, según las encuestas del INE. Estamos sólo por delante de Ceuta en plazas de residencias concertadas ¿Tienen alguna propuesta para esto?
Para eso y para todo el desarrollo de la ley de dependencia que supuso un soplo de viento fresco. La crisis tuvo un impacto muy grande y una medida, también del Gobierno de España que fue bastante radical y es que a partir de 2013 se paralizaba la aplicación de esta ley, por lo tanto, se atendía sólo a los que hubieran entrado al sistema. IU cree que hay un problema de origen en este asunto y es que los servicios públicos no se pueden dejar solo al albur de la iniciativa privada. Aunque sea con participación pública, como es el caso de los concertados. Y nosotros dentro del marco que te explicaba antes de la Ley Integral, de Inclusión Social y Servicios Sociales. Nosotros creemos que los Servicios Sociales deberían tener un desarrollo público parecido al del Sistema Andaluz de Salud, de manera que la planificación pública llega hasta donde llega, después tienes que echar mano de la privada que es la que te tapa los huecos. Y eso pasa en cualquier actividad, pero aquí lo hemos hecho al revés, aquí dijimos hay que desarrollar una ley que además se denominó el cuarto pilar del Estado del Bienestar y se dejó a la iniciativa privada que fuera quien garantizara esa aplicación con unos presupuestos públicos que cada vez van más y más menguando, y que en muchos casos ahora lo que está haciendo es que a estas entidades privadas y no tan privadas, porque estamos hablando en muchos casos de asociaciones y de organizaciones sociales que han tomado la iniciativa para prestar ese servicio a través del concierto está llevando a que muchas, no es que tengan camas vacías, es que están cerrando y están teniendo que abandonar la actividad porque si no tienes el recurso público, dejas de pagar a los trabajadores, está llevando a lo que se denomina el tercer sector, a sufrir bastante. Lo más contradictorio de todo esto es que en la Tesorería General de la Junta de Andalucía, donde se deposita el dinero circulante para hacer frente a pagos, existe un orden de pago que es bastante inhumano. El primer pago siempre es el de la deuda bancaria y claro la tesorería tiene un dinero, normalmente justo, para hacer los pagos de la primera, la segunda y la tercera prioridad. Parece que las necesidades de las personas, de la gente, siempre se quedan fuera de esa Ley de Estabilidad Presupuestaria.

¿Se puede afirmar entonces que IU no va a priorizar el sector privado, pero sí va a contar con él?
Es que no hay otra manera. Se trata de avanzar hacia un sistema público que lo garantice, porque hay que hacer esa diferenciación pero no dejamos de encontrarnos empresas que legítimamente están ahí, para obtener beneficio. No siempre la obtención del beneficio casa bien con el objeto, y en este caso, hablamos de personas dependientes, fundamentalmente personas bastantes mayores que necesitan o bien una atención en esos centros de día o de manera permanente.

¿Qué pasa con los colegios concertados? En el programa de IU se habla de supresión progresiva de los mismos?
La iniciativa privada es legítima y quien quiera optar por la educación privada para sus hijos, debe tener todo el derecho pero no debe, ni puede estar financiada con recursos públicos. Cuando entramos en el Gobierno nos encontramos con una paradoja y es que en distritos donde había oferta pública, se realizaba una inversión desde lo público para generar plazas de concertados. Esto es gastar dos veces el mismo dinero en algo que además termina compitiendo entre ellos, cuando lo primero que hay que pensar es en la educación. Tenemos una educación pública, universal, gratuita, para todos. En el último año, por primera vez en la historia la pública crecía por delante de la concertada. ¿Cómo es posible que los 15 años anteriores haya estado creciendo la concertada? Eso no tiene ningún sentido, el dinero público está para garantizar una escuela pública, pero a partir de ahí todos nuestros respetos, toda escuela privada que se quiera instituir si quiere tener un carácter religioso, eso es lo más respetable del mundo pero no debe tener financiación pública.

Los colegios de la Fundación Victoria, se construyeron en los barrios más humildes y empezaron para suplir esa función. ¿Tendrían que cerrar?
No, no. Es lo mismo que el cooperativismo, la economía social, en este caso del ámbito educativo, fueron a tapar boquetes donde la administración no llegaba y normalmente eran barrios con muchos problemas, dificultades y que hacen una labor fundamental. Esto es como todo, para ponerlo en otro plano, la Administración Pública llega hasta donde llega, pues para eso está lo privado. En el caso de la educación, lo que estaba ocurriendo ahora no tenía esa justificación. Muchos casos son una realidad y se van a mantener así, lo público va a tardar en llegar a esos ámbitos, pero estoy hablando de otras muchas realidades. Estoy hablando de la realidad de que en Teatinos se dé por parte del ayuntamiento antes, un terreno público a una entidad privada de carácter religioso para hacer un colegio privado que se lo dé a la Junta de Andalucía para que planifique la atención primaria. Eso es lo que no debe de pasar y es lo que nosotros no estamos de acuerdo con que pase.

Entonces, ¿los que están construidos son una cosa y los de nueva construcción son otra?
Sí, y algunos de los que están construidos supongo en que llegará el día en que como haya una oferta pública, no tengan concierto. Seguirán prestando su servicio pero será una escuela privada y todo aquel que quiera llevarlo pues, en función de los precios y tasas, tendrá la libertad absoluta.

Su código ético prohíbe asistir a actos religiosos, hablándome usted de la libertad. ¿Esto es verdad?
Claro, si yo soy alcalde de un ayuntamiento, yo puedo ir a título personal si soy católico pero no en representación de una institución o de la propia organización, eso es una falta de respeto con la pluralidad que debe de existir y con la libertad que debe tener todo el mundo para, en fin, desarrollarse espiritual, religiosamente como crea conveniente. Entonces, te podría decir que un alcalde es el alcalde de todos los ciudadanos independientemente de lo que piensen, un obispo no. Un obispo lo es de todos los católicos, ahí está el matiz. No sé si conocéis a Pedro Moreno Brenes. Mucha gente piensa en IU como algo anti religioso, yo tengo que decir que no solo en IU, en el partido comunista, hay más cristianos de los que creéis. Un cargo público debe de ser cuidadoso, yo podré asistir o el mismo alcalde Francisco de la Torre, a una procesión pero no debería hacerlo como alcalde, de manera institucional, encabezar esa procesión porque ya no está representando a todos los ciudadanos. Creemos que no es acertado en un estado laico haya esa simbiosis entre administración y determinadas expresiones.

¿Qué puede decirme del pago del IBI y las  Inmatriculaciones?
Aquí hay un fenómeno, el de las inmatriculaciones de aprovechar resquicios legales para ver quién gana la carrera de llegar antes al registro, a nosotros no nos parece lo más razonable y no creemos, ni de lejos, que un edificio como la mezquita catedral de Córdoba pueda estar a nombre de nadie, de ninguna titularidad privada. Desde ningún punto de vista y no entendemos, además, por qué la Iglesia ha hecho esos movimientos, en fin, registrando a su nombre ese tipo de edificios, acumulando un patrimonio. Nosotros creemos que habría que equilibrar más los beneficios que obtiene del Estado la Iglesia Católica y que el concordato debería de ser revisado porque si no es verdad que se está en una situación de privilegio que no concuerda con la realidad actual y, entre una cosa y otra, le aseguro que son miles de millones los que recibe la Iglesia Católica de dinero público y no creemos que eso vaya en la buena dirección. No entendemos por qué tiene que haber dinero público en las confesiones, en las creencias, en las religiones, es decir, si tengo una creencia y quiero educar a mis hijos en la misma donde me tengo que ir es al templo no a la escuela y donde tengo que desarrollar mi creencia es ahí y cada una se la tiene que financiar. Tenemos que pagar los impuestos todos y la Iglesia también, porque también tiene una actividad económica. La iglesia tiene una banca que es la banca Vaticana y mueve capitales en el mundo financiero. No es solo del cepillo. Tiene un ingreso de dineros públicos, como en este país y en otros. Lo digo con mucho respeto, pero eso nos obliga a tributar, como cualquier hijo de vecino. Nosotros creemos que sí, pero lo creemos por igualarnos todos en nuestras obligaciones. Antes que eso, intentaríamos que todos los bancos pagaran ocupación de vía pública por los cajeros.

¿Qué van a hacer con la conciliación?
Hay que poner todas las medidas posibles para que sea una realidad pero hasta que no acabemos con una sociedad que es fundamentalmente patriarcal, que está pensada para que la mujer juegue un papel subsidiario pero fundamental en el sustento de la casa, de la familia... hasta el sustento emocional. No lo lograremos y seguimos viendo que una mujer tiene que trabajar más para ganar el 25% menos, que la mujer es la primera a la que se le excluye del ámbito laboral cuando vienen tiempos duros y se la relega como cuidadora porque esa es una característica. No existen mujeres no trabajadoras, existen mujeres sin empleo, pero trabajadoras lo son todas. Hay que acabar con una discriminación de raíz, el sistema económico en que nos encontramos, necesita de una mujer supeditada a la cobertura de todas esas necesidades para que esta desigualdad siga funcionando. Conciliación no sólo lo vamos a concebir con medidas para alcanzarla, sino con la eliminación de esta sociedad tan patriarcal. Está vinculado a un modelo económico.

Preguntas de Twitter:

Sin más rodeos ¿qué piensa su partido sobre la Iglesia Católica y qué puntos de su programa le afectan directa o indirectamente?
Tenemos el mayor de los respetos, en este país todos nacemos católicos. Otra cosa es nuestra cultura, nuestra procedencia. Pero los privilegios que tiene hay que eliminarlos por el bien común o el interés general.

¿Si una de sus premisas principales es división de poderes, por qué estamos en democracia?
Podríamos decir que estamos en una democracia de baja intensidad, con muchas imperfecciones que la crisis ha venido a hacer más imperfectas todavía.

¿Qué soluciones le van a dar para que los sindicatos dejen de inventar falsos cursos para garantizar dinero a costa del trabajador?
Lo de los sindicatos es lamentable. Lo está investigando la justicia, la Junta de Andalucía ha iniciado una revisión expediente por expediente, pero cualquiera que haga los números y recoja todas las noticias verá que el fraude mayor ha venido del sector privado. Lo que pasa es que lo de los sindicatos es un escándalo y lo que más sale a la palestra son los políticos, pero no podemos olvidar que el poder político y el poder económico tienen unos vínculos muy importantes y que cada vez que hay un corrupto hay un corruptador que es igual de corrupto. El político que ha cogido un sobre lo ha cogido de una empresa privada que se lo ha dado y entre los dos ya han planificado cómo se hace la corruptela.

¿Sería posible unas políticas que busquen el bien común y no el interés particular?
La política o está para servir a la gente o no vale, ese es el bien común, el interés general. No se puede rescatar a los bancos solos con dinero público.

 

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: Política