NoticiaEntrevistas

Mª Cruz Fernández-Llebrez: «La pandemia está siendo mucho más que una crisis sanitaria»

Mari Cruz Fernández-Llebrez, directora del Centro de Orientación Familia (COF) de Málaga
Publicado: 14/04/2021: 3497

Centro de Orientación Familiar

El COF (Centro de Orientación Familiar) ha realizado 1.200 intervenciones en 2020 y «el reto que se va dibujando en este año 2021 es que nuestros servicios están siendo altamente demandados, lo que supone un incremento en nuestras actuaciones» afirma Mª Cruz Fernández-Llebrez Castaño, directora del Centro de Orientación Familiar de Málaga (COF) servicio unido a la Pastoral Familiar de la diócesis, al presentar la Memoria del COF 2020.

«Entre las múltiples consecuencias sanitarias y económicas que está originando la Covid-19 destacamos las secuelas psico-sociales que venimos observando en la vida de las familias malagueñas, que están dando lugar a situaciones muy complicadas»

Presentáis la Memoria del COF del año 2020, ¿cómo ha cambiado el servicio del COF en este tiempo de pandemia?

Entre las múltiples consecuencias sanitarias y económicas que está originando la Covid-19 destacamos las secuelas psico-sociales que venimos observando en la vida de las familias malagueñas, que están dando lugar a situaciones muy complicadas.

La pandemia está siendo mucho más que una crisis sanitaria. La Covid-19 ha intensificado las desigualdades existentes y ha afectado más que nadie a los pobres y las comunidades más vulnerables. Aun siendo un problema de todos y que nos ha afectado a todos, ha sacado a la luz las desigualdades económicas y las frágiles redes de seguridad social que hacen que los más vulnerables tengan que sufrir aún más las consecuencias de la crisis.  Al mismo tiempo, las desigualdades sociales  y económicas han amplificado los efectos de la pandemia.

AFAMA (Asociación Familiar Malagueña) / COF (Centro de Orientación Familiar) basa principalmente su trabajo en el apoyo a la familia que atraviesa situaciones difíciles y/o suponen una amenaza para la unidad familiar, con especial atención a los menores implicados. Nuestro objetivo es atender de la mejor manera a los usuarios que solicitan ayuda, muchos de ellos en situación económica crítica y que de otra manera no les sería posible acceder a orientación y atención terapéutica especializada.

El valor del COF es la atención individualizada y presencial, aunque utilice otros canales de comunicación (atención online, teléfono, etc…) El año 2020 ha supuesto para el equipo del COF, un proceso continuo de adaptación de nuestras prácticas y un replanteamiento de las estrategias de acción, dentro del quehacer diario.

¿Es posible este tipo de ayuda de forma telemática? ¿Hay casos en los que sea urgente y necesaria la presencialidad y no se pueda suplir?

Debido a la especial relación que establecemos con nuestros usuarios, las sesiones programadas suelen ser presenciales, aunque también ofrecemos sesiones online, si bien éstas no suelen ser aceptadas de buen grado por parte de nuestros usuarios. No obstante, intentamos que, desde el triaje adaptado a cada petición de nuestras familias, se valoren las necesidades de cada usuario y, si es necesaria la sesión presencial, la llevamos a cabo, con el obligado protocolo de seguridad sanitaria adaptado para el COF.  Nuestro Centro provee de material higiénico/sanitario para el desarrollo de nuestra actividad, (mascarillas, gel hidro-alcohólico….) tanto para los profesionales como para los usuarios que nos visitan. 

Las cifras que presentáis nos hacen reflexionar: 340 nuevos expedientes en este año. 

Estos 340 nuevos expedientes, suponen el trabajo presencial del COF durante el pasado año 2020. Teniendo en cuenta los meses que estuvimos cerrados, más las autorizaciones de aforo máximo que, de manera intermitente, se han ido sucediendo durante todo este año pasado, consideramos que son un número más que significativo. 

No hay que olvidar que el COF está sustentado por el trabajo desinteresado de cerca de 50 voluntarios, que han atendido desde sus casas, con sus propios medios informáticos y utilizando sus móviles particulares. 

Son 900 personas atendidas. El dato importante para nosotros son las casi 300 intervenciones online o telefónicas, que nos han mantenido cerca de nuestras familias llevando en muchos casos aliento, compañía y esperanza.

Hemos contabilizado un total de 1.200 intervenciones.

El reto que se va dibujando en este año 2021 es que nuestros servicios están siendo altamente demandados, lo que supone un incremento en nuestras actuaciones. Me permito lanzar una oferta a los que nos leen para colaborar como voluntario en nuestro COF. Si tienes tres horas a la semana, regala tu tiempo a los demás. Llámanos y hablamos (952 600 003 y 636 871 383).

¿Cuáles son las situaciones por las que se ha acudido más este año al COF?

Principalmente, la problemática personal y familiar. Nos encontramos con problemas de ansiedad, procesos de duelo, problemas de comunicación, desajustes en los proyectos de vida de los matrimonios, conductas conflictivas en niños y adolescentes y las nuevas realidades emergentes, como es la desestructuración familiar, los conflictos intergeneracionales, el aumento de rupturas en matrimonios y parejas, las familias monoparentales… es decir, todos los problemas que afectan a las personas y a las unidades familiares. 

El número de mujeres atendidas casi triplica al número de hombres, ¿a qué se debe?

El dato estadístico es, en nuestro caso, irrefutable, por lo que consideramos que, si las mujeres se “atreven” a ir al psicólogo más que los hombres, se debe a su necesidad de compartir sus preocupaciones, expresándolas con mayor frecuencia y naturalidad que los hombres. 

Los hombres tienden a centrarse en la independencia y las mujeres en la intimidad, es decir, cada uno prefiere solucionar los problemas de manera diferente, las mujeres son más propensas a solicitar ayuda mientras que los hombres (siempre hablando en general) consideran que ellos tienen los recursos necesarios y les cuesta mucho más trabajo pedir ayuda para solucionarlos.

La mujer sigue siendo en la mayoría de los casos motor y soporte de la familia, esto significa estar más cercana y receptiva a las necesidades del grupo familiar. Enfrentarse a los problemas requiere de una enorme dosis de valor seas hombre o mujer que desde el COF sabemos valorar y considerar como una fortaleza que empuja al cambio.

Desde el COF ofrecéis un servicio integral a la persona, en comunión con la Delegación de Pastoral Familiar, ¿cómo ayuda la fe a las personas que se acercan al COF?

El COF de Málaga lleva 30 años en la labor de promocionar la salud emocional de las personas que nos vienen planteando problemas humanos y tratamos de dar soluciones desde este mismo planteamiento. Somos una asociación de inspiración cristiana, entre cuyos objetivos destaca todo el apoyo posible a las personas y familias, promoviendo y fortaleciendo el vínculo matrimonial y la constitución de la familia como célula primaria y básica de la sociedad, de acuerdo con los principios del humanismo cristiano.

Somos un servicio a la pastoral familiar pero en una dimensión humana, partiendo de la base de que todo lo humano es cristiano. 

Los problemas humanos debemos afrontarlos con soluciones humanas, siempre a la luz del Evangelio, pues, como decía nuestro fundador, D. Ramón Buxarrais: «No se pueden freír huevos con agua bendita».

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga. Es Bachiller en Ciencias Religiosas por el ISCR San Pablo y está realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II.

enllamasfortes
Más noticias de: Entrevistas