NoticiaOración

Manuel Lombo: «La primera oración que aprendí fue cantada»

Publicado: 15/02/2021: 4518

Este artista polifacético, Manuel Lombo, nacido de las raíces del flamenco y que compagina actualmente su carrera en los escenarios con el programa “Música para mis oídos” en la televisión pública andaluza, ya destacó en el cante siendo muy niño, edad a la que, también cantando, aprendió a rezar

«Tengo muy pocos recuerdos de mi infancia, pero los que poseo, son muy claros gracias a la música. La primera oración que aprendí fue cantada», rememora. «Se trata de la Salve que la Hermandad del Rocío de Dos Hermanas tomó como oficial de las Hermanas de la Cruz y que versa, poéticamente y con connotaciones rocieras, sobre la salve original que todos conocemos. Me la enseñaron dos vecinas muy pacientemente, cantándomela una y otra vez, porque no sabía leer aún».

Para Manuel Lombo, rezar es «la forma que tengo de dirigirme a Dios y a su Madre». Su día está hilvanado por oraciones. «Normalmente rezo el Ángelus, aunque no sea a las doce, y por la noche siempre rezo antes de dormir», explica el artista. Pero no solo son esos momentos en los que Lombo tiene presente al Señor. Durante el día, le “sale” de manera natural una acción de gracias cuando conecta con la naturaleza o ve cubiertas sus necesidades más básicas, «como beber o descansar». Aunque se siente muy agradecido por su vida, cotidianamente lo recuerda en su oración dando «gracias a Dios por proporcionarme lo necesario para vivir con dignidad».

La oración crea una comunidad de la que Manuel se siente parte. «Normalmente la intensifico por los enfermos o cuando alguien me pide que incluya en las mías sus intenciones, y yo también suelo pedirlo a quien sé que practica la oración», cuenta.

A LA VIRGEN

Lombo es un incansable portavoz de los beneficios de la oración, y así lo manifiesta sin ningún reparo. «Me siento muy afortunado por tener esta sensibilidad para con la religión y entiendo que no todo el mundo la posee, por lo que trato de hablarle a los demás de lo beneficioso que es el rezo para tener un momento de serenidad y quietud, de poner en manos de Dios nuestro quehacer diario y nuestras preocupaciones. ¡Y de ahí, tengo la esperanza de que el Espíritu Santo actúe!», afirma.

Entre sus oraciones predilectas están las de la Virgen. «Una es "Bendita sea tu Pureza" y la otra, que siempre rezo antes de salir al escenario, es la consagración a la Virgen: "¡Oh! Señora mía. ¡Oh! Madre mía”», explica.

 

Ana María Medina

Periodista y portavoz de la Diócesis de Málaga

_AnaMedina_
Más noticias de: Oración