NoticiaSocial

Festival para salvar el comedor Santa Teresa

Publicado: 03/10/2019: 5153

Para llamar la atención sobre el problema económico que atraviesan y tratar de conseguir nuevos fondos que sostengan su gran obra social, el comedor Santa Teresa ha organizado un evento solidario que tiene lugar 16 de noviembre.

Un descenso brusco en las subvenciones con las que se mantiene este comedor social empieza a hacer inviable el proyecto

El festival empieza a partir de las 13:00 horas, en las propias instalaciones del centro, en la C/ Arlanza, 7 (barriada Palma-Palmilla). La fiesta tiene un precio simbólico de 5 € y se puede comprar comida y bebida y disfrutar de actuaciones en directo. Para aquellos que no puedan asistir, se ha creado una fila cero. Para contactar: 952618398 y mariadelmar.santateresa@hijascaridadesur.es

Este centro es, desde el año 1980, algo más que un comedor. Es un lugar de encuentro y acogida, como una familia. Ahora, un descenso brusco en las subvenciones con las que se sostenía empiezan a hacer inviable el proyecto. Alrededor de 100 personas en riesgo de exclusión social encuentran cada día un plato de comida en el comedor de Santa Teresa, de las Hijas de la Caridad en la barriada malagueña de Palma-Palmilla.

«En el año 1973, tres mujeres, hijas de la caridad, abandonaron la relativa comodidad del colegio de San Manuel, donde trabajaban y vivían en comunidad, para acompañar a unas familias gitanas que así se lo pidieron cuando se trasladaban del poblado de chabolas de El Bulto (a punto de ser demolido), a la barriada Palma-Palmilla en la capital malagueña. Desde entonces, esas mismas hermanas, acompañadas a lo largo de los años por otras hijas de la caridad y un comprometido equipo de trabajadores, han entregado sus vidas al servicio de aquellos que más las necesitan, ofreciendo los servicios y ayuda que podían ser más necesarios». Así relata Mª del Mar Ramírez, psicóloga del comedor y de la Escuela Infantil Santa Teresa de las Hijas de la Caridad, los orígenes de la presencia vicenciana en la barriada malagueña.

«En 1980 –continúa–, fundan el comedor social Santa Teresa, situado en el mismo edificio que la guardería del mismo nombre. Este comedor nació para alimentar a ancianos que no tenían las necesidades básicas cubiertas pero que, con el paso de los años y la diversificación de pobrezas, ha ampliado a otras personas que, por diversas razones, se encuentran en situaciones de exclusión».

En la actualidad, este comedor, acompaña a más de 100 personas. Pero no solo eso, se les acompaña y asesora en otras necesidades buscando siempre la atención integral y el respeto a su dignidad. Sus instalaciones son algo más que un sitio donde ir a comer o a recoger la cena ya elaborada. Como señala Ramírez: «se ha creado un lugar para el encuentro donde, desde primera hora de la mañana, los usuarios acuden a compartir, ayudar, acompañar a otros, establecer lazos que van más allá y que les convierten en lo que ellos mismos denominan “una familia”. Las hermanas, atentas, les cuidan como verdaderas madres y siempre siempre están disponibles».

Pero todo esto está en peligro en este año 2019. Un descenso brusco en las subvenciones con las que se mantiene este comedor social empieza a hacer inviable el proyecto. Necesita con urgencia ayuda económica para poder seguir auxiliando a tantas personas que de verdad lo necesitan.

#SolidariosSantaTeresa

Asimismo, han iniciado una campaña de sensibilización en redes sociales en el que están compartiendo testimonios de usuarios del comedor. Con el hashtag #SolidariosSantaTeresa, los malagueños están dejando también sus mensajes de apoyo y solidaridad.

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno