NoticiaSantos

Santa Eufemia hizo salir el sol por Antequera en 1410

Publicado: 13/09/2012: 3810

Antequera celebra el 16 de septiembre la festividad de Santa Eufemia, Patrona desde 1410, elegida cuando don Fernando "el de Antequera", reconquistó la ciudad.

Era costumbre cristiana, celebrar una Eucaristía al conquistar una localidad, y dentro de ella, elegir al patrón, al alcaide y su escudo de armas. Se invocó al Espíritu Santo y se introdujeron en una urna, los nombres de los santos que la Iglesia celebra el día 16 de septiembre. 

Salió por designio divino, por tres veces consecutivas, el nombre de Santa Eufemia. Fue entonces cuando don Fernando desveló que se trataba de la joven "que se me apareció el 10 de abril de 1410 en mi campamento en Córdoba, cuando no sabía qué tierra conquistar, y se me apareció ella, rodeada de leones y ángeles y me dijo: 'No temáis y que nos salga el sol por Antequera y sea lo que Dios quiera'", como recogen las crónicas de su tío, el monarca Juan II.


SANTA EUFEMIA HOY EN DÍA 

Los cabildos civiles y eclesiásticos juraron voto perpetuo a su Patrona, dedicándole una solemne función religiosa cada 16 de septiembre para recordar la "Conquista, Recristianización y Proclamación de la Patrona", Eucaristía que aún se le ofrece, siendo la más antigua que se conserva en la Diócesis de Málaga. El propio Obispo de la Diócesis, monseñor Catalá, las presidió en 2009 y 2010. 

Antequera encarga para Santa Eufemia la primera imagen en su templo del Salvador, y de allí se decidiría colocar otras en los nuevos templos cristianos que se fueron construyendo. 

Por este motivo, es la iconografía más representada en las iglesias de la Ciudad del Torcal: El Salvador, Santa María, la Caridad, Santa María de Jesús, El Carmen, Santo Domingo, San Sebastián, Las Catalinas, su propia iglesia... y hasta en la Catedral de Málaga, donde es una de las ocho que representa a los patronos de la Diócesis, en la parte superior del Altar Mayor. O en elementos civiles, como el azulejo de la Puerta de Estepa, una de las entradas a la ciudad. 

Hablar de Santa Eufemia y de Antequera es hablar de las Monjas Mínimas, quienes en 1601 llegan a nuestra ciudad con la condición de "dedicar un convento a la Santa Patrona de la Ciudad", y junto a él la actual iglesia, que data del siglo XVIII. Ellas viven en clausura y siguen los ejemplos de la santa de Calcedonia y de san Francisco de Paula, para alcanzar la gracia de Dios. 

La imagen de la Santa procesionaba junto al Corpus Christi hasta que a finales del primer cuarto del siglo XX, se decide que las imágenes formaran altares en el recorrido, para dejar exclusividad al Santísimo Sacramento en la procesión de las procesiones. Desde entonces el Ayuntamiento pide al clero que sea la que presida el altar desde donde se imparte la bendición final al terminar la procesión.

Santa Eufemia representa en Antequera la Historia de la Ciudad Cristiana. 602 años que el sol volvió a salir por Antequera, gracias a Dios, al interceder Santa Eufemia. Seis siglos de gestos religiosos, culturales, patrimoniales... de testimonio de cómo una joven entregó su vida a Dios, en el martirio. Y cómo hoy, 1.699 años después, su espíritu de acercamiento a Dios, sigue presente en los jóvenes de la Hermandad, en los niños que forman la Iglesia de Antequera del siglo XXI. "De Buena Palabra" (Eufemia en griego) es en septiembre, el eje conductor de nuestra Fe hacia Cristo, con la ayuda de su Madre la Virgen María, rezando y pidiendo para que siga saliendo el sol por Antequera y siempre sea lo que Dios quiera.

Autor: Antonio J. Guerrero Clavijo, vocal de protocolo de