NoticiaSantos

San Juan de Ávila y el Seminario de Málaga en 1944, por Lorenzo Orellana

Publicado: 17/09/2012: 3645

Baldomero Jiménez Duque en "El Maestro Juan de Ávila" dice: “A trancas y barrancas se pudo conseguir la solemne beatificación de Juan de Ávila por León XIII, el 15 de abril de 1894”. Y añade:  “Todo vuelve a dormir hasta que en 1944, cincuentenario de la beatificación, hay un ‘revival’ que trajo consigo el que, el 2 de julio de 1946, Pío XII declarase a Juan de Ávila patrón del clero secular español.”

¿Quiénes hicieron posible ese paso del casi olvido al reconocimiento y vivo recuerdo del beato Juan de Ávila? Con toda modestia debemos reconocer que el punto de ignición prendió en el Seminario de Málaga, en el que, desde la época del obispo don Manuel González García -quien decía que el sacerdote debía sentirse gozoso por sudar y enronquecer y enfermar predicando la palabra de Dios, a lo beato Ávila - pues bien, desde la época de don Manuel, se había consolidado un equipo de sacerdotes con gran amor al beato. El rector, don Enrique Vidaurreta Palma (asesinado en 1936), don José Soto Chuliá (padre espiritual a quien don Manuel González apodaba “el Maestro Ávila”, por el gran conocimientos que de él tenía), don José Luna Barranco (fallecido en 1941), don Francisco Pineda Conde (rector desde 1942), don Manuel González Ruiz, don Alberto Planas García y don Francisco Carrillo Rubio, entre otros, juntamente con el nuevo obispo, D. Balbino Santos Olivera, fueron los que acogieron, conservaron y acrecentaron la llama avilista.
 

Conoce el resto del documento.

Autor: Lorenzo Orellana

Más noticias de: Santos