DiócesisSemblanzas

Semblanza de Luis Jurado Perea

Publicado: 06/03/2020: 984

El lunes 3 de marzo fallecía en Málaga el sacerdote diocesano Luis Jurado Perea a los 84 años de edad. La Misa exequial fue celebrada en la capilla del Parque Cementerio de Málaga, Parcemasa, tras el velatorio en la sala 2.

Nacido en 1936, se ordenó a los 24 años. Fue Vicario parroquial de los Santos Mártires de Málaga en el año 1991, año en que fue nombrado párroco del Buen Aire y Belén de Málaga, donde permaneció hasta el año siguiente, que pasó a ser vicario parroquial de San Patricio de Málaga hasta el año 1994.

El 13 de mayo de ese mismo año, ejerció como Capellán del Centro Penitenciario de Málaga, y justo un año después comenzó como Capellán del Hospital General “Carlos Haya” de Málaga, su última tarea pastoral.

SEMBLANZA LEÍDA EN SU MISA EXEQUIAL

D. Luis Jurado Perea nació el 17 de marzo de 1936 en Peñarroya – Pueblo Nuevo (Córdoba), pocos meses antes de estallar la Guerra Civil Española, en el seno de una familia cristiana, de la que nacerán cinco hijos, dos de ellos ya fallecidos. El carisma carmelitano está presente en D. Luis, que asume con entusiasmo, junto con otro de sus hermanos, Manuel, también sacerdote carmelita y su hermana Gloria, Carmelita del Sagrado Corazón de Jesús.

D. Luis recibirá la ordenación sacerdotal el 30 de junio de 1960. Es enviado a Venezuela donde ejercerá su ministerio en este país y en Colombia. Posteriormente se incardinará en la Diócesis de San Felipe, estado Yaracuy, en Venezuela. En ella realiza numerosos servicios durante quince años, labor que le reconoce y agradece Monseñor Nelson Martínez, Obispo de esa Diócesis al concederle la excardinación el 27 de enero de 1998, al haber decido regresar a España, unos años antes, incorporándose a nuestra Diócesis de Málaga.

Después de un periodo amplio de trabajo pastoral solicita ser incardinado en la Diócesis malacitana, siéndole concedido por el entonces Obispo de Málaga, D. Antonio Dorado Soto, el 14 de marzo de 1998.

Desde mayo de 1991 va a asumir diversos destinos pastorales en nuestra Diócesis: Vicario Parroquial P. Stos Mártires, Párroco de Ntra. Sra. del Buen Aire y Belén de Málaga, Capellán del centro penitenciario, Capellán del Hospital General “Carlos Haya” de Málaga y, finalmente, Capellán del Cementerio, dejando en cada uno de ellos un grato recuerdo por su generosa entrega.

El pasado 23 de diciembre sufre un ataque al corazón que le llevará a permanecer durante todas las Navidades en el Hospital, venciendo momentos críticos. Cuando parecía que iba a superar la enfermedad, habiendo ya recibido el alta médica, una recaída le conduce de nuevo al Hospital Regional Carlos Haya, donde fallece, a las 8 de mañana, el primer domingo de Cuaresma, 1 de marzo de 2020.

Descanse en paz y que el Señor le conceda la recompensa que Él sabe dar a los que, como D. Luis, han consagrado su vida a Dios y al bien de sus hermanos.

Francisco González Gómez. Delegado para el Clero. Málaga

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Compartir artículo