BlogsTrending topic

Seréis como dioses

Publicado: 03/02/2014: 2899

Las últimas declaraciones de la Conferencia Episcopal española han vuelto a poner en ebullición algo que parecía un poco más apaciguado; me refiero al aborto. Sin duda es un asunto que no deja indiferente a nadie y la Conferencia ha dado desde el primer momento la única respuesta posible a la luz del Evangelio.

Sobre el aborto se ha discutido en  todos los foros, tertulias y periódicos sin que se encuentre, siquiera mínimamente, alguna aproximación entre las partes interesadas. Unos defienden el inalienable derecho de las mujeres sobre su propio cuerpo. Los otros no niega ese “principio”,  simplemente entienden que no lo tienen sobre el cuerpo del “otro”, persona también, aunque no haya nacido aún. El mismo Partido Popular, protagonista del proyecto de ley, sufre en sus filas las consecuencias de la polémica.

Lo que más choca es el argumento que determinados sectores sociales quieren hacer valer; dicen que  de aprobarse esta ley  nos convertiríamos en el país más atrasado y retrógrado de todo  nuestro entorno cultural. Un alegato sin demasiada fuerza esencial pero que propicia la adhesión de muchos que desean ser considerados progresistas en cualquier circunstancia de la vida. El término progresista se ha convertido en un verdadero banderín de enganche válido para todo aunque la inmensa mayoría no sepa qué significa con exactitud.

Bien, hay un aspecto en todo el barullo que apenas se ha tocado; me refiero al momento crucial que vive nuestra civilización. Las civilizaciones desaparecen cuando la gente que las vive deja de creer en las bases morales que las fundaron. La cultura occidental, llamada cristiana, nació sobre la concepción que del hombre y la vida aportaba el Cristianismo. El resultado fue el nacimiento y consolidación de la más importante civilización conocida por la Historia; la cultura cristiana cambió el devenir del mundo y lo modernizó en el sentido más auténtico de la palabra. Por ejemplo, cuando el marxismo condenó la acumulación de riqueza en manos privadas: hacía diecinueve siglos que el Señor Jesús había dicho: “El que tenga dos camisas una de ellas pertenece a su hermano”

Hoy se nos viene abajo una civilización porque el ser humano que la vive quiere ser como Dios; tener poder sobre la misma vida. Es el encanto del paraíso perdido: “seréis como dioses”. No atisbo el futuro pero produce escalofrío.   

Autor: José Luis Navas


José Luis Navas

José Luis Navas, Periodista. Fue jefe de informativos en Radio Nacional de España y Radio Cadena Española; Director de RNE en Málaga, Delegado Territorial de RTVE en Andalucía. Puso en marcha el blog "Trending topic" el 15 de noviembre de 2012 y lo ha mantenido hasta días antes de su fallecimiento, el 13 de noviembre de 2015.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.

Compartir artículo