NoticiaLiturgia

LAS MUJERES. Comentario al evangelio de hoy, 18 de septiembre

Publicado: 14/09/2020: 25769

RAFAEL PALACIOS LÓPEZ

En el evangelio de hoy se nos da una lista de personas que acompañaban a Jesús. Además de los apóstoles, aparecen algunas mujeres. Es curiosa esta mención, pues en la mentalidad judía de la época, la mujer no tenía una capacidad testimonial.

Especialmente se reseña en el Evangelio, que estas personas que le seguían habían sido curadas de enfermedades o liberadas de malos espíritus. Esta relación entre sanación y seguimiento del Señor nos marca cuál es uno de los puntos que más nos unen al Señor. Y es el ser sanados por Él, el acoger su gracia y Espíritu en nuestras vidas.

Si miramos nuestra sociedad cristiana, podemos constatar que mucha religiosidad se debe a un sustrato sociológico. Lo cual hace que la semilla sea sembrada en tierra poco profunda, y en cuanto recibe el mínimo embate o los avatares del mundo nos seducen, dejamos de seguir al Señor para volcarnos en esa realidad mundana que brilla para nosotros. Esto explica muchas de las incoherencias de los que nos llamamos cristianos.

En cambio, cuando una persona se siente sanada en su interior y vive la necesidad de vivir de la Gracia de Cristo, eso nos cambia la vida. Por eso es muy importante que nuestra vida interior sea un verdadero proceso de curación y de elevación de nuestra naturaleza por la gracias. Cuando nuestra relación con Cristo se fundamenta en esta realidad, su relación con Él se hace tremendamente profunda. Tan profunda como nuestro propio ser. Vemos que todo nuestro sustento interior se fundamenta en Él. En el momento que vivimos esta maravillosa realidad nuestro seguimiento de Cristo se hace necesario e imperativo en nuestra vida.

Si vivimos esta experiencia dotaremos de sentido completo al Evangelio que hoy tenemos en nuestras manos.

Rafael Palacios López

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga