NoticiaAño Teresiano

El pintor Juan Carlos de la Torre retrata a Santa Teresa

Publicado: 10/10/2014: 9906

Juan Carlos de la Torre recibió hace un año el encargo de los frailes del Carmelo Descalzo de Málaga de realizar el cartel del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa. En la presentación del cartel, en la tarde del viernes 10 de octubre, el pintor expresó así su agradecimiento a la orden y explicó cómo se gestó su obra

"En primer lugar quiero empezar agradeciendo a la comunidad de la orden de frailes del Carmelo descalzo de Málaga, la confianza e ilusión depositada en mí y en mi trabajo, especialmente al padre José Manuel, por su apoyo incondicional y además por la presentación que sobre mi persona ha realizado.

Tengo que decir que, en once años que llevo dedicado al mundo de la pintura, por primera vez me he enfrentado a mi obra más larga y más complicada por muchos motivos.

La obra que van a ver tiene seis meses de trabajo pero comienza a gestarse hace un año. Cuando recibo el encargo de plasmar y anunciar el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, enseguida comencé a buscar material e información sobre la santa, ya que como retratista necesito encontrar un punto de unión entre la imagen o persona que voy a pintar y yo.

Encontré infinidad de artículos, reportajes y vídeos… pero nada de ello me hacía encontrar esa unión con la santa. Vi dos veces la película de la vida, intentando encontrar ese momento explícito y místico de unión entre la santa y Dios, pero mi búsqueda no obtuvo los frutos deseados.

Vine a la parroquia y le comente al Padre José Manuel la situación en la que me encontraba y lo que pretendía encontrar en la figura de la santa y sus palabras fueron: no busques momentos de misticismo, la santa es mucho más que eso.

Una buena amiga me regaló el libro de la vida y lo leí, ahí comencé a encontrar un poquito de unión, ahí empecé a fijarme con mas detalle en lo que santa teresa de jesus quiere enseñarnos, la importancia de tener siempre presente la presencia de Dios, la importancia de no ofenderle con nuestros actos, la importancia de la oración y, sobre todo, la importancia de aceptar lo que él decida para nosotros.

Obtenidos ya los objetivos básicos para poder empezar a trabajar, en el mes de marzo me puse manos a la obra comienzo a esbozar, a dibujar, a pintar en el lienzo.

La obra está dividida en dos: por un lado el cielo y por otro la tierra. Un fuerte rayo de luz nace de la parte superior de la obra hasta el centro de la misma, representa a Dios y cae sobre la figura de la santa porque somos seres creados por Dios, Él decide cuándo llegamos y cuándo nos vamos. Nos gratifica a todos con un don muy especial, el del amor, el de su Espíritu Santo representado en la parte derecha superior de la obra y nos acompaña a lo largo de la vida guiándonos en cada uno de nuestros pasos.

Su mano está presente en todo lo que vivimos, esta mano queda reflejada en la parte superior izquierda de la obra. Nosotros, aquí en la tierra, debemos seguir nuestra vida dejándonos ser guiados por Él, aceptar su voluntad sea cual sea y nosotros responderle con nuestro amor y con nuestra oración. Por ello, la santa lleva un rosario en su hábito. En el libro que porta, aparece la cita “quien a Dios tiene nada le falta”, extraída del famoso “Nada te turbe”. He elegido esta cita porque después de lo vivido, realmente es así, quién a Dios tiene, quién se siente cerca de Dios, nada le falta.

El rostro está basado en el de la santa a la que se rinde culto en esta parroquia pero he realizado un rostro más humanizado, alegre y en expresión de aceptar la voluntad de Dios.

Santa Teresa de Jesús, mujer entregada a Dios, siempre aceptó su voluntad. Esta obra tiene dos mensajes, el primero anunciar el V Centenario del Nacimiento de la Santa pero el segundo y más importante amar a Dios. Dios no quiere nada malo para nosotros, su mano está en todo, nos ama por encima de todo, solo tenemos que esforzarnos un poco en entenderle porque todo lo que nos suceda en esta vida tiene un porqué.

Espero que disfruten la obra tanto como yo he disfrutado realizándola y que por supuesto vivan y participen los actos y actividades que se van a celebrar con motivo de este V centenario.

Con esta obra me despido hasta el próximo año, donde comenzaré una nueva etapa, nuevos y grandes proyectos me esperan. Una etapa en la que no volveré solo, volveré muy bien acompañado".

Juan Carlos de la Torre
 

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga