NoticiaMedalla Pro-Ecclesia Malacitana

Laureano Martínez: «Todo para gloria de Dios»

Entrega de la Medalla en la parroquia del Santo Ángel, en Málaga
Publicado: 13/02/2023: 5486

Medalla Pro Ecclesia Malacitana

Laureano Martínez Camacho ha recibido la Medalla Pro Ecclesia Malacitana por “su gran generosidad y por su entrega dedicada a la parroquia del Santo Ángel de la Guarda”, en Málaga.

¿Qué ha significado para usted recibir esta Medalla? Sabemos que no ha sido fácil para usted aceptarla. 

Así es, porque yo no lo veía, si yo no he hecho ningún mérito para recibir esta Medalla tan preciosa y este pergamino firmado por el Sr. Obispo. No me lo merezco. Si yo lo único que hago es estar pendiente de la luz, de la fontanería, la pintura, la carpintería, cuidar el jardín… son cosas que no tienen importancia. Además, todo lo hago para gloria a Dios. 

Sin darse usted importancia, está facilitando muchísimo la labor pastoral de la parroquia. Por cierto, ¿desde cuándo es parte de esta parroquia?

Pues he conocido a seis sacerdotes en esta parroquia, desde D. José Carretero, un hombre extraordinario que Dios lo tenga en su gloria, a D. Antonio Collado, D. Francisco Castro, D. José Diéguez,  D. Miguel Ángel Alonso Oliva y ahora D. Federico Cortés. Cada vez que llegaba uno, yo entregaba las llaves, pero no me las aceptaban, así que aquí estoy dispuesto para todo lo que haga falta pero que de nuevo le digo que son cosas que no tienen importancia; eso sí, todo lo hago por amor a Dios. 

¿Ha estado usted también en misión?

Mi esposa y yo estuvimos tres meses en Ucrania, en una misión en la que atendimos un barrio de las periferias, junto a un equipo de sacerdotes y seminaristas; también hemos estado en el Seminario Redemptoris Mater de Dinamarca, sustituyendo a os cocineros que se enfermaron; y también he echado una mano en la jardinería de las Hermanitas de los Pobres de Málaga. Al servicio, en lo que se pueda. 

La parroquia del Santo Ángel significa mucho para usted, por lo que escucho en sus palabras. 

Mucho. Allí estoy todas las mañanas, gracias a que mi esposa también está de acuerdo. Y también recojo medicinas, desde hace más de 4 años, en las parroquias y colegios del arciprestazgo, para enviarlas a la Misión Diocesana de Caicara del Orinoco. Una mañana estaba arreglando el jardín de la parroquia, llegó una señora que trabajaba en una farmacia de la zona y me propuso comenzar esta tarea, porque tenía mucha amistad con Manuel Lozano, a quien echamos mucho de menos, y así comenzamos esta tarea. 

¿Cuál es su acción de gracias a Dios?

No sé ni expresar todo por lo que doy gracias a Dios. Soy natural de Alameda y llevo 58 años en Málaga. Yo llevaba una vida un poco vacía, pensaba que era libre, pero no lo era. Desde que entré en el Camino Neocatecumental, en 1998, cuando hicimos las primeras catequesis mi esposa y yo, comenzó a cambiar mi vida. El próximo 18 de julio celebraremos 49 años de matrimonio, tenemos una hija y un hijo y 25 nietos. Ahora mi vida está llena. Le diría que ahora soy más libre. El Señor ha tenido tanta misericordia conmigo… porque yo soy un pobre hombre. Para mí no tiene sentido perder el tiempo dando vueltas, sino dedicarlo para gloria de Dios.

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga. Bachiller en Ciencias Religiosas por el ISCR San Pablo.

enllamasfortes
Más noticias de: Medalla Pro-Ecclesia Malacitana