NoticiaCatequesis

Pictogramas para hacer accesible la catequesis a niños con necesidades especiales

Publicado: 06/03/2023: 11744

Materiales

La Delegación de Catequesis difunde un material elaborado por una feligresa de Santa María de la Amargura y que hace más fácil acceder a los contenidos de la catequesis a niños con necesidades especiales.

«Este material ha podido ayudar a muchos niños con cualquier tipo de funcionalidad, catequistas y familias. La vida y el mensaje de Jesús son de todos»

Los materiales se pueden descargar aquí.

Como explica el delegado de Catequesis, Jesús Hurtado, «en mi parroquia, en San Fernando, cada vez nos encontramos con más niños con diversidad funcional, sea cual sea, algunos determinada y evaluada y otros no. Esto hace que tengan distintas necesidades, algunos muy concretas». En la delegación de Catequesis trataron este tema y tuvieron conocimiento de un trabajo que se llevaba a cabo, en la parroquia de La Amargura, donde utilizaban desde hace años una serie de pictogramas dentro de los materiales para la catequesis para aquellos niños y niñas que pudieran necesitarlo. Así contactaron con María Jesús Díaz Aguilar, su autora.

Mimí, que es como todo el mundo la conoce, explica que «la idea surge cuando un niño muy querido de nuestra comunidad parroquial de Santa María de la Amargura con diversidad funcional por trastorno del espectro autista (TEA) se empieza a preparar para las catequesis de iniciación cristiana. Su madre, de mi comunidad diocesana de base (Comunidad María de Nazaret), amiga personal y hermana en la fe, me pide que le prepare algún material visual y de apoyo para ayudarlo con las catequesis, similares a alguno de los que yo hago y uso en mi trabajo con mis alumnos. Ni yo ni ninguno de nosotros conocía ningún material parecido así que nos planteamos hacerlo. Me anima la responsable de catequesis de la parroquia, Tere Aldea, y el conocimiento de que otros niños que se van sumando al uso del material».

Explica esta educadora que «el material incluye un total de 16 cuadernillos que contienen un volumen de 69 láminas en blanco y negro con 507 pictogramas de ARASAAC (que ofrece recursos gráficos y materiales adaptados con licencia Creative Commons para facilitar la comunicación y la accesibilidad cognitiva a todas las personas que lo precisan). Son a color en tamaño 4x4 cm (algunos de ellos de elaboración propia combinando dos o más pictogramas originales, esto se suele hacer mucho en educación, ámbito en el que trabajo), junto a un glosario que los recopila, organizados y distribuidos por temas. Cada lámina incluye una o dos frases de construcción morfosintáctica simple y sencilla escrita en letras mayúsculas con la fuente tipográfica arial, en la que las palabras clave se encuentran resaltadas en negrita y con subrayado. Encima de cada una de estas palabras principales hay un pictograma en blanco y negro que la representa visualmente y que se corresponde con otro idéntico a color». 

«Todo el material es de elaboración personal. Tere Aldea me iba mandando los bloques de catequesis y las oraciones; yo se los enviaba a ella para su revisión, quien, a su vez, se los mandaba a Salvador Gil o a Francisco Ruiz, sacerdotes de la parroquia de la Amargura, para el visto bueno final. Esto me daba tranquilidad ya que algunas frases necesitaban ser muy simplificadas para su comprensión, y corrían el riesgo de perder autenticidad», detalla Mimí. «La estructuración visual y espacial de todo el material del que se dispone hasta el momento es ideal para que cada niño/a tenga su propio material de trabajo catequético. Se diseñó, en un primer momento, para niños con TEA que se acercaban a recibir la catequesis de iniciación cristiana y que aprenden, por lo general, con apoyos visuales. No obstante, este estilo de aprendizaje visual, que minimiza el procesamiento auditivo de la información y fomenta la autonomía de trabajo, pronto se extrapoló su uso a otros niños que, pese a no ser niños con TEA, se beneficiaban de este material igualmente. Es importante tener en cuenta sobre todo la edad funcional (cognitiva) del niño. El uso visual de la información mejora la motivación, la comprensión y evita otros estímulos irrelevantes. Mejora el desarrollo social y comunicativo, con un lenguaje catequético, a veces, novedoso para el niño/a. El planteamiento de la tarea con el uso de pictogramas se interpreta por parte del niño como un aprendizaje y unas vivencias con elementos lúdicos mejorando, de este modo, también su conducta. Además, procesan mejor la información que reciben, por lo que el acercamiento a la vida y mensaje de Jesucristo se lleva a cabo de un modo más claro y efectivo. Creo que ha podido ayudar a muchos niños con cualquier tipo de funcionalidad, catequistas y familias y, espero y deseo, que se puedan seguir beneficiando de ellos todos los niños y niñas que se acerquen por primera vez a las catequesis de iniciación cristiana y que lo necesiten. Este material ya es suyo, para ellos se pensó y para ellos es. La vida y el mensaje de Jesús son de todos. Conforme el catecúmeno vaya trabajando las catequesis irá disponiendo de un material personal de trabajo y aprendizaje activo, ilustrado y sencillo acorde a sus capacidades de aprendizaje, que podrá servirle de repaso y recordatorio en cualquier momento. Y al que podrá acudir el catequista, el sacerdote o la familia del niño/a en el momento que considere necesario para ello.

«Con eso y con las orientaciones para trabajar con personas con discapacidad nacidas del área de discapacidad de la Comisión de Pastoral y Catequesis de la Conferencia Episcopal, nos hemos puesto a trabajar», explica el delegado Jesús Hurtado. «Vemos la necesidad de preparar también a alguien como agente de pastoral que se encargue de este área para los catequistas y las familias que tengan necesidad para ello». Desde la Delegación de Catequesis de Málaga quieren dar a conocer estos materiales y ponerlos a disposición de todos. «El 15 de abril tiene lugar en Madrid el primer encuentro de responsables diocesanos que reflexiona sobre esto: Una Iglesia sinodal, sensible y accesible a las personas con discapacidad, en el que se quiere animar a crear un departamento que haga posible este camino», concluye Jesús Hurtado.

 

Ana María Medina

Periodista de la diócesis de Málaga

_AnaMedina_
Más noticias de: Catequesis