NoticiaConoce la Catedral

Un regalo para la vista

Publicado: 28/06/2024: 557

En la parte opuesta del crucero sur, a la izquierda de la puerta del Sol y frontero al altar de San Ramón Nonato, podemos admirar el altar de San Miguel, que completa la presencia de los tres arcángeles canónicos en la Catedral de Málaga.

Se trata de un conjunto pictórico semejante al dedicado a san Sebastián, enclavado en el crucero norte, junto a la puerta de las Cadenas. Como aquel, presenta un enmarque tallado y dorado en el siglo XVIII por el ensamblador egabrense Manuel Muriel, que contiene una serie de pinturas compartimentadas y, literalmente, cosidas al lienzo principal. En este caso, centraremos nuestra atención en la tela central que ocupa la parte inferior del expresado conjunto. Aunque pase desapercibida en el presente, antaño tuvo notable devoción, ya que se trata de una devota y tierna representación.

De pincel desconocido, quizás encuadrable en algún momento del siglo XVII, se nos muestra a María con el pequeño Jesús desnudo y sentado sobre su rodilla derecha y que extiende su manita para acariciarle cariñosamente la barbilla. La actitud con la que el anónimo artista plasmó a la Madre, justificaba la singularísima advocación con la que los devotos la renombraron y que no tiene parangón ninguno que sepamos: la Virgen del Regalo. Semejante denominación queda justificada al contemplar cómo Nuestra Señora se nos presenta, literalmente embobada, deleitándose en la contemplación de su Hijo, es decir recreándose o, como se decía otrora, regalándose con su presencia.

Alberto Palomo
Archivo catedralicio

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: Conoce la Catedral