NoticiaAño de la Misericordia

Vídeos de las conferencias del Ciclo de la Misericordia

Publicado: 04/04/2016: 38165

Del 6 de abril al 11 de mayo ha tenido lugar un ciclo abierto de charlas sobre la Misericordia. Organizado por el Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) San Pablo, se ha desarrollado en el salón de actos de las Esclavas, en calle Liborio García.

El sacerdote Francisco Castro, profesor en los centros de formación de la Diócesis, explica que este ciclo de charlas forma parte «de un curso ofrecido en el ISCR “San Pablo” con ocasión del Año de la Misericordia. Fue su director, Gabriel Leal, quien me sugirió la conveniencia de apoyar la celebración del Jubileo, también desde la dimensión académica que es propia del Instituto, y me encargó la tarea de organizar el curso».

“La misericordia, corazón de la experiencia cristiana” es el lema sobre el que girarán las diversas ponencias. En palabras de Francisco «la misericordia de Dios es su amor entrañable y fiel por sus criaturas. Cuando el ser humano, por el pecado, se aleja de Él y se destruye a sí mismo, esto no interrumpe la tenaz voluntad de Dios, que lleva adelante su obra a través de la condescendencia, el perdón y la redención. La misericordia de Dios, en definitiva, tiene un rostro: Jesucristo. Su singular humanidad, sus palabras y gestos, especialmente hacia los sufrientes y pecadores, su entrega hasta la muerte, su resurrección... Todo esto merece ser contemplado desde el prisma de un Dios que nos ama y reclama la acogida de su amor, que nos reconcilia con Él y con los hermanos. La Iglesia existe para anunciar y servir a esta misericordia que nos salva». Ése es el marco en el que se encuadra el ciclo.

Programa del ciclo:
Las charlas tuvieron lugar en el salón de actos de las Esclavas, en calle Liborio García, a las 19.00 horas.
- 6 de abril. Salvador Pié-Ninot. “Éste es el tiempo de la misericordia”
- 13 de abril. Mariela Martínez. “Es eterna su misericordia”
- 20 de abril. Serafín Béjar. “Nadie tiene amor más grande”
- 27 de abril. Mons. Fernando Sebastián. “Fuente del mayor consuelo”
- 4 de mayo. Rafael Vázquez. “Id al mundo entero”
- 11 de mayo. “Haced vosotros lo mismo”. Mesa redonda con varios representantes de instituciones de la diócesis que desarrollan la tarea evangelizadora y social de la Iglesia, rostro compasivo de Cristo para el mundo.

Los ponentes daban algunas de las claves de sus ponencias:

Miércoles 6 de abril. Salvador Pié-Ninot. Doctor en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana y profesor de Teología fundamental y de Eclesiología, tanto en la Universidad Gregoriana de Roma como en la Facultad de Teología de Cataluña. “Éste es el tiempo de la Misericordia. Las cuatro clases de pobreza que articulan las obras de Misericordia y el sentido de la Indulgencia”.

«Las cuatro clases de pobreza que articulan las obras de Misericordia y el sentido de la Indulgencia centrarán la ponencia. La fórmula de “amor y opción preferencial por los pobres”, que recoge un documento tan universal como es el Catecismo de la Iglesia Católica en su Compendio, nos da una preciosa síntesis del significado de las Obras de Misericordia corporales y espirituales como testimonio concreto y visible del amor y de la opción preferencial por los pobres. Estas catorce obras de misericordia se corresponden con cuatro clases de pobreza: la pobreza física o económica (no tener comida, ni bebida, ni techo, ni ropa, ni cobijo, a lo que se puede añadir el paro y las enfermedades o discapacidades graves); la pobreza cultural (el analfabetismo y la ausencia o escasez de oportunidades de formación); pobreza social y de relaciones (soledad, muerte del cónyuge, fallecimiento de familiares y amigos próximos, discriminación y marginación y el aislamiento por encarcelamiento y destierro); y la pobreza espiritual y de ánimo (desorientación, vacío interior, desconsuelo, desesperanza, confusión moral y espiritual, abandono de sí mismo, ausencia o marginación de la dimensión religiosa, apatía…)».

Miércoles 13 de abril. Mariela Martínez. Religiosa dominica y profesora de los Centros Teológicos de Formación de la Diócesis. “Es eterna su misericordia. Dios misericordioso en la revelación de la Primera Alianza”.

«El mensaje de la misericordia atraviesa todo el Antiguo Testamento. En el libro del Éxodo, la misericordia aparece vinculada al nombre de Dios. Ese amor se desborda en acciones concretas con los más débiles, regalándoles una nueva oportunidad de vida. Los profetas muestran que el verdadero culto es practicar el derecho y la misericordia, es vivir la relación con Dios y con los hermanos conforme al proyecto salvador de Dios. Por último, los salmos nos permiten pedir la misericordia de Dios por todas aquellas acciones que rechazan su proyecto; o  cantarla por todo lo bueno que Él hace en nosotros».

Miércoles 20 de abril. Serafín Béjar. Sacerdote de la Diócesis de Granada y  profesor de Cristología en la Facultad de Teología de Granada. “Nadie tiene amor más grande. Revelación de la misericordia, los gestos y la persona de Jesucristo”.

«El cristiano sólo sabe qué es la misericordia contemplando el rostro de Jesús de Nazaret. Este judío del siglo I refirió el conjunto de su vida a un Dios al que llamaba Abbá. El objetivo de esta conferencia consiste en profundizar en la imagen de Dios que tenía Jesús para, desde ahí, ser capaces de evangelizar nuestras falsas imágenes de Dios. Especialmente, en tiempos barajados como los nuestros, donde la referencia a lo divino no ha perdido actualidad, muchas veces debido a desgraciados acontecimientos, se hace urgente tener una imagen nítida del Dios vivo».

Miércoles 27 de abril. Cardenal Fernando Sebastián. “El Espíritu Santo nos hace misericordiosos”.

El Espíritu Santo es el amor personal de Dios, la tercera persona de la Trinidad, como el broche, la consumación y el desbordamiento de su vida interior. La relación de Dios hacia nosotros es una relación de amor, que nosotros atribuimos al Espíritu Santo. Por este amor, Dios nos invita a compartir su vida gloriosa, santa y feliz. A pesar del pecado original y de los pecados de la humanidad, Dios lleva adelante su proyecto de amor en su Hijo Jesús. Jesús es el hijo fiel que recibe sin resistencia el amor de Dios, vive y actúa guiado siempre y en todo por el Espíritu de Dios, por el Espíritu Santo que es un espíritu de amor incondicional, amor irrevocable, amor misericordioso. Mediante la fe en Jesús nos unimos a él, aceptamos su presencia y su acción sobre nosotros. Jesús nos comunica su vida santa, nos comunica el Espíritu de Dios que Él posee en su humanidad, y así hace crecer en nosotros el amor de Dios, nos hace capaces de amar como Dios nos ama, con amor generoso, universal, irrevocable, misericordioso. Así, por la gracia de Dios, llegamos a cumplir el mandato de Jesús: “Sed misericordiosos como Dios es misericordioso”.

Miércoles 4 de mayo. Rafael Vázquez. Párroco de San José (Fuengirola) y Doctor en Teología Dogmática. “Id al mundo entero. La Iglesia, sacramento de la misericordia”.

La Iglesia, en cuanto cuerpo de Cristo, es sacramento de la permanente y eficaz presencia de Cristo en el mundo. A través del anuncio de la Palabra, de la celebración de los sacramentos y de toda su vida, ella hace presente la salvación que Dios ofrece a todos los hombres. En este año jubilar de la misericordia, el papa Francisco nos ha recordado que "Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre" (MV 1), de tal manera que una Iglesia sin caridad y sin misericordia deja de ser la Iglesia de Cristo. La misericordia, por tanto, es la "viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Todo en su acción pastoral debería estar revestido por la ternura" (MV 10). Por ello, podemos afirmar que la Iglesia es "sacramento de la misericordia".

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la delegación de medios de comunicación de la Diócesis de Málaga. Está cursando estudios teológicos en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas y realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Juan Pablo II.

enllamasfortes